Los políticos de diferentes países se pronunciaron acerca del asesinato del general Qasem Soleimani durante un ataque aéreo de EE.UU. contra el aeropuerto de Bagdad.

 

La noche del 2 al 3 de enero de 2019 un ataque aéreo de EE.UU. mató a Qasem Soleimani, comandante de las fuerzas especiales Quds, y a otras seis personas.

 

La operación fue realizada por orden del presidente estadounidense Donald Trump, quien había prometido represalias contra Irán después de que las tropas de autodefensa chiíes asediasen la embajada norteamericana en Bagdad con el respaldo de Teherán.

 

Irán promete venganza tras el «acto de terrorismo internacional»

 

El exjefe de la Fuerza Quds y actual secretario del Consejo de Conveniencia, Mohsen Rezaei, aseguró que Irán se vengará de Estados Unidos por la muerte de Soleimani.

 

«El mártir teniente general Qasem Soleimani se ha unido a sus hermanos mártires, pero nos vengaremos con contundencia de EE.UU.», escribió en su cuenta de Twitter.

 

Por su parte, el canciller iraní, Mohamad Yavad Zarif, afirmó que el ataque que mató a Soleimani es un «acto de terrorismo internacional» de cuyas consecuencias será responsable Estados Unidos.

 

«El acto de terrorismo internacional de Estados Unidos, que atacó y asesinó al general Soleimani —la fuerza más eficaz en la lucha contra ISIS (Estados Islamíco), Al Nusra y Al Qaeda (grupos terroristas proscritos en Rusia)— es extremadamente peligroso y constituye una estúpida escalada [de tensiones]», manifestó el ministro de Exteriores de la república islámica, Mohamad Yavad Zarif, en las redes sociales.

 

Según el canciller iraní, Washington «será responsable de todas las consecuencias de su ruin aventurismo».

 

La Cancillería iraní aprovechará todas las posibilidades políticas, legales e internacionales para poner en práctica las decisiones que tome el Consejo Supremo de Seguridad Nacional de Irán en respuesta a la muerte de Soleimani, aseguró el ministro.

 

Además, el Ministerio de Exteriores de Irán convocó al embajador de Suiza, Markus Leitner, que representa en Teherán los intereses de EE.UU., y le expresó su protesta por la muerte del comandante. 

 

A su vez, el líder supremo de Irán, ayatolá Alí Jameneí, prometió vengarse de EE.UU. por la muerte de Soleimani y declaró tres días de duelo.

 

Líderes demócratas critican a Trump

 

La presidenta de la Cámara de Representantes de EE.UU., Nancy Pelosi, advirtió que la muerte de Soleimani puede provocar una escalada de la violencia.

 

«El ataque de hoy [este 3 de enero] aumenta el riesgo de provocar una peligrosa escalada de violencia», dijo en una declaración.

 

Denunció que la Administración Trump realizó los ataques en Irak «sin autorización» del Congreso para usar la fuerza contra Irán. Llamó al Gobierno a informar al Congreso sobre la operación y los pasos a dar en esta situación.

 

A su vez, los precandidatos presidenciales del opositor Partido Demócrata de EE.UU. también criticaron el ataque aéreo ordenado por Trump.

 

«La peligrosa escalada de Trump nos lleva más cerca a otra desastrosa guerra en Oriente Medio que podría llevarse incontables vidas y billones de dólares más. Trump prometió poner fin a las guerras interminables, pero esta acción nos coloca en el camino hacia otra», escribió Bernie Sanders en su cuenta de la red social Twitter.

 

Por su parte, Joe Biden sostuvo que, aunque «ningún estadounidense lamentará la muerte de Qasem Soleimani», el asesinato fue «una jugada provocadora en una ya peligrosa región».

 

«La declaración de la administración dice que el objetivo fue disuadir futuros ataques de Irán, pero esta acción casi seguramente tendrá el efecto opuesto», dijo Biden, quien advirtió que Teherán «seguramente responderá».

 

«Podríamos estar al borde de un gran conflicto en Oriente Medio», alertó.

 

Israel «está del lado de EE.UU. en la lucha por la paz»

 

El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, declaró que el asesinato del general iraní es un acto justificado de defensa propia.

 

Netanyahu afirmó que su país «está del lado de EE.UU. en la lucha por la paz, la seguridad y la defensa propia» y acusó a Soleimani de haber planeado ataques contra «los ciudadanos estadounidenses y otros civiles inocentes».

 

Según el primer ministro israelí, «Trump se merece todo el crédito por actuar con fuerza y de manera rápida y decidida».

 

El canal Al Jazeera informó que el Ejército israelí está en alerta máxima en las fronteras del norte ante posibles acciones por parte del Líbano, Siria y la Franja de Gaza.

 

Además, el ministro de Defensa de Israel convocó una reunión extraordinaria con los jefes de los servicios de seguridad y del Ejército tras el asesinato del comandante de la Fuerza Quds iraní.

 

«El ministro de Defensa de Israel llama a convocar de urgencia una reunión con jefes de servicios de seguridad y el Ejército para evaluar la situación tras el asesinato de Soleimani», informó el canal a través de su Twitter.

 

Rusia considera el ataque como «un paso aventurero»

 

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, constató en una conversación telefónica con su colega francés, Emmanuel Macron, que el ataque aéreo de EE.UU. podría agravar la situación en la región.

 

Por su parte, el Ministerio de Exteriores ruso declaró que la muerte del comandante de la Fuerza Quds iraní provocará nuevas tensiones en la región de Oriente Medio.

 

«Consideramos el asesinato de Soleimani a causa del ataque de EE.UU. contra las inmediaciones de Bagdad como un paso aventurero que aumentará las tensiones en toda la región», dijo a Sputnik.El Ministerio ruso expresó sus condolencias al pueblo iraní por la muerte de Soleimani.

 

Más tarde en un comunicado la Cancillería rusa señaló que «el paso de Washington entrañará consecuencias graves para la paz y la estabilidad regionales».

 

Según Moscú, semejantes acciones no contribuyen a resolver problemas acumulados en Oriente Medio, sino más bien todo lo contrario: aumentan las tensiones.

 

La portavoz de la Cancillería rusa, María Zajárova, también comentó la situación en torno al ataque de EE.UU. en Bagdad.

 

«Para protestar contra los ataques a sus embajadas los países se dirigen al Consejo de Seguridad de la ONU. Washington no fue al Consejo de Seguridad. Eso significa que la reacción del mundo no le interesaba, escribió la portavoz en su cuenta de Facebook.

 
Según Zajárova, EE.UU. estaba interesado en «el reordenamiento de los poderes en la región».

 

«Por cierto, durante los pasados cinco o seis años EE.UU. muchas veces bloqueó las resoluciones del presidente del Consejo de Seguridad que condenaban los ataques a las embajadas de otros países», añadió.

 

La portavoz declaró que en este caso la reacción clave es la de Irak, ya que este país fue objeto del ataque de misiles por parte de otro estado.

 

«Y ya tenemos la respuesta: el primer ministro iraquí en funciones, Adel Abdul Mahdi, considera el ataque aéreo contra el aeropuerto de Bagdad durante el cual fue asesinado el vicejefe de la coalición paramilitar iraquí Unidades de Movilización Popular, Abu Mahdi Muhandis, un acto de agresión contra su país», escribió Zajárova.

 

Opinó que la situación conducirá a la escalada de la tensión en la región y que influirá en la vida de millones de personas.

 

Asimismo, Zajárova indicó que los militares estadounidenses actuaron por encargo de los políticos de EEUU, que, a su vez, actúan teniendo en cuenta sus intereses de cara a la campaña electoral en 2020.

 

China llama a la moderación

 

El Ministerio de Exteriores chino hizo un llamado a la moderación tras este suceso.

 

«Llamamos a los actores correspondientes, ante todo a EE.UU., a actuar con moderación para evitar una escalada de tensiones», declaró el portavoz de la Cancillería china, Gen Shuang.

 

El diplomático subrayó que Pekín «rechaza el uso de la fuerza en las relaciones internacionales».

 

Llamó a las partes involucradas a respetar la Carta de la ONU y los principios fundamentales de las relaciones internacionales.

 

«Se debe respetar la soberanía y la integridad territorial de Irak, defender la paz y la estabilidad en el golfo Pérsico», dijo.

 

Irak cuestiona el papel de las tropas de EE.UU. en el país

 

El primer ministro iraquí en funciones, Adel Abdul Mahdi, también condenó el asesinato de Soleimani.

 

«Condenamos enérgicamente las acciones de la Administración de EE.UU. en relación con el asesinato de Soleimani y Abu Mahdi Muhandis, vicejefe de la coalición paramilitar iraquí Unidades de Movilización Popular», dice la declaración de Al Mahdi a disposición de Sputnik.

 

Subrayó que semejantes operaciones dirigidas contra comandantes iraquíes y de otros países hermanos violan la soberanía de Irak.

 

«Es una burda violación de las condiciones para la presencia de las tropas estadounidenses en Irak», dijo al recordar que «su papel se limita solo al entrenamiento de los militares iraquíes y la lucha contra ISIS (proscrito en Rusia y otros países)».

 

Siria condena la «agresión criminal de EE.UU.»

 

«Siria condena enérgicamente la agresión criminal de EE.UU. que provocó la muerte del general Qasem Soleimani, comandante de la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria de Irán, y de Abu Mahdi Muhandis, vicejefe de la coalición paramilitar iraquí Unidades de Movilización Popular (Al Hashd al Shaabi, por su nombre en árabe, o PMU, por las siglas en inglés)», dice el comunicado del Ministerio de Exteriores sirio, citado por la agencia Sana.

 

Damasco llamó a EE.UU. a asumir la responsabilidad por la desestabilización en Irak.

 

«Siria expresa su solidaridad con sus amigos Irak e Irán», dice el comunicado.

 

(Sputnik)

Comentarios Facebook