El presidente de Argentina, Alberto Fernández, le retiró este martes las credenciales diplomáticas a la «enviada» del diputado Juan Guaidó, Elisa Trotta Gamus; cuyos papeles fueron otorgados por el expresidente Mauricio Macri, tras apoyar el intento de golpe de Estado perpetrado por el parlamentario de derecha.

 

«Me dirijo a usted a los efectos de comunicarle que a partir del día de la fecha se pone fin a su misión especial en la República Argentina y a sus funciones en el marco de la misma», señala la nota firmada por Mariángeles Bellusci, subdirectora nacional de Ceremonial del Ministerio de Relaciones Exteriores.

 

De acuerdo con medios locales, la «enviada» de Guaidó recibió la credenciales en octubre pasado por el excanciller de Macri, Jorge Faurie, y montó una especie de consulado en Buenos Aires, y funcionaba de manera paralela con los diplomáticos legítimos del Gobierno Nacional.

 

Antes de tomar posesión como canciller de Fernández – juramentado el pasado 10 de diciembre como Presidente de la Nación tras ganar en primera vuelta los comicios generales del 27 de octubre – , el actual canciller, Felipe Solá, enfatizó que la presencia de Trotta era ilegal.

 

«Es ilegal. No vamos a buscar excusas. Pensamos que las relaciones son complejas, pero tampoco se puede violar la legislación para tener el embajador que uno quiere», dijo Solá en declaraciones al portal argentino Clarín.

 

En reiteradas ocasiones, Alberto Fernández declaró su postura de no injerencia en los asuntos internos de Venezuela, alejándose de la política exterior asumida por Macri en los últimos años.

 

(AVN)

Comentarios Facebook