La excongresista colombiana Aída Merlano acudió este jueves 6 de febrero a una audiencia especial ante el Tribunal Especial con Delitos Vinculados al Terrorismo, del Circuito Judicial Penal del Área Metropolitana de Caracas.
 

La política prófuga llegó custodiada por funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), sin esposas y muy elegantemente vestida. Merlano fue recapturada en Maracaibo el lunes 27 de enero por las Fuerzas Especiales de la Policía Nacional Bolivariana, luego de que en octubre de 2019 protagonizara una espectacular fuga en su país.

 
A continuación lo que dijo en la audiencia:

• «Primero que todo pido excusas a la República Bolivariana de Venezuela por mi ingreso al país de una manera ilegal”.

• «Mi desesperación me llevó a tomar la decisión de buscar refugio en este país. Soy perseguida por el presidente de mi país, Iván Duque, con el propósito de asesinarme, luego de la fuga organizada por una clase  política dirigente en el país con la colaboración de Vargas Lleras (exvicepresidente) y el exfiscal General de la Nación, Néstor Humberto Martínez».

• “Fui condenada a 15 años de prisión por delitos que no cometí. Fui objeto de un allanamiento viciado que se realizó en mi sede política cuando aspiraba al Senado de la República”.

• “La Fiscalía y miembros de la policía sembraron pruebas que me incriminaban en delitos como porte de arma en calidad de custodia, concierto para delinquir y corrupción al elector».

• “Esa conspiración fue liderada por el candidato presidencial Vargas Lleras y el exfiscal General de la Nación, Néstor Humberto Martínez”.

• “Lo que hicieron conmigo fue un montaje para quitarme del paso y no solamente para eso, para inhabilitarme y guardarme bajo prisión para que los líderes políticos tradicionales de Colombia pudieran seguir trabajando de la manera que lo venían haciendo”.

• “Luego que me privaron de la libertad fui sometida a maltrato psicológico, maltrato físico. Le pagaron al capitán Álvarez, quien estaba a cargo de la cárcel El Buen Pastor, para me maltrataran y para que permanentemente hicieran operativos en mi celda, tratando de buscar —si yo guardaba dentro de la misma— pruebas en contra de los que sabían que yo tenía pruebas contundentes para demostrar la corrupción que se maneja en el país”.

• “Desde los 16 años soy una líder política (…) Desde muy niña (debo confesar) tuve una relación sentimental con Julio Gerlein, un gran empresario, contratista del Estado, que aprovechándose de mi circunstancia, este señor fue un apoyo económico para mi mamá y finalmente yo fui víctima de acoso de este señor durante muchos años y finalmente terminé con él en una relación sentimental y él fue quien —poco a poco— me fue incorporando poco a poco en el mundo de la política”.

• “Traté de cambiar esa política que él venía haciendo durante muchas décadas donde elegía a su hermano Roberto Gerlein, senador, en un intercambio de compra y venta de votos, como mercader de gente. Fui tratando de cambiar esa política, eso fue generando un malestar en las familias Gerlein y Char, quienes tienen un poder absoluto en la región Caribe, se han encargado de comprar a toda la clase política tradicional que mandaba en la región”.

• “Las familias Char y Gerlein son los principales financiadores de las campañas presidenciales de los últimos años, podría decirse de 20 años para acá, mucho antes de la campaña de la primera presidencia de Álvaro Uribe”.

• «Fui testigo de las altas sumas de dinero entregadas en las campañas políticas presidenciales, y así mismo de otros procesos de corrupción del país»

• “Eso me colocó en objetivo militar de estas dos casas políticas poderosas en el momento que decidí independizar mis pasos a una política independiente y lanzarme como senadora sin el apoyo de la casa Gerlein”.

• “Todos mis derechos en Colombia me fueron vulnerados. Todas las pruebas contundentes que entregué para demostrar mi inocencia me fueron negadas, porque —estoy segura— que hasta los magistrados fueron sobornados para hundirme. Cuando quise hacer un acuerdo con la Corte para contar la verdad de lo que sabía y de lo que había ocurrido, no me quisieron escuchar, para que yo no contara la verdad. Esa verdad que guardé durante dos años por miedo a que mi familia fuera asesinada o yo fuese asesinada dentro de la cárcel”.

• “Finalmente me mandaron un abogado de la familia Char, anteriormente había recibido una llamada de Julio Gerlein, para que recibiera a los abogados de Arturo y Alex Char, porque tenían que explicarme algo para ayudarme a salir, que no me desesperara. Fue cuando me hablaron de la fuga”.

• “Una fuga que organizaron y que el único propósito de la fuga esa asesinarme una vez me sacaran de la institución donde yo estaba recluida”.

• «Para nadie es un secreto que más del 90 por ciento del Congreso de Colombia se elige comprando votos, sobre todo en la región caribe. Son pocos los que se eligen a conciencia. Todos los políticos de derecha se eligen comprando votos, sobre todo en la región Caribe.”

• “Los últimos presidentes, desde Uribe hasta acá, doy fe, que se eligieron también comprando votos y que se invirtieron más de 25 mil millones de pesos por cada casa política para aporte a las campañas presidenciales de los mismos. Sé el momento y a quien le entregaron cada cifra.  También sé cada congresista qué manejo y cuánto invirtió en cada campaña presidencial para después recibir coimas y los cupos indicativos”.

• “Toda esta información, de la que tengo pruebas, tengo audios y videos, también tengo pruebas escritas, contratos y licitaciones amañadas, todas estas pruebas hicieron un blanco fácil para mí, para querer asesinarme”.

• “No solamente dos casas políticas importantes de la región Caribe quieren asesinarme, sino también el presidente Iván Duque para cuidar las espaldas de su jefe Uribe, y también al exfiscal General de la Nación, Néstor Humberto Martínez, a quien le tengo grandes secretos como el momento en que lo eligieron el “Súper Ministro”,  y fue nombrado como cuota política de la empresa Odebrecht y de Luis Carlos Sarmiento Angulo para garantizar que toda la contratación entregada a la empresa Odebrecht fuera destinada a unos empresarios, que a su vez le iban a entregar las comisiones a los congresistas, y así poder cumplir las cuotas políticas que aportaban los diferentes partidos de derecha, ya que los de izquierda no participan en el tema que es popularmente conocido en Colombia como “la mermelada”.

• «El exfiscal es uno de los corruptos más grandes que tiene la República de Colombia y a él no lo persiguen».

• «Germán Vargas Lleras y el entonces ‘súper ministro’ Néstor Humberto Martínez, fueron los encargados de repartir toda la contratación. Cuando yo le quito todo el apoyo político y decido no votar por él a la Presidencia es que organizan toda la trampa que me hicieron para yo quedar enlodada».

• «El presidente del Congreso de Colombia, Arturo Char, fue él quien organizó junto con Julio los que organizaron mi campaña al Senado de la Republica, ¿por qué quedé yo condenada? ¿Por qué organizar una fuga para luego querer asesinarme?».

• «En cada esquina de las regiones hay un líder comprando votos para un candidato de derecha».

• “Quiero que los periodistas que hoy están aquí, le pregunten a Duque, por qué razón luego de 4 días de mi fuga quiso cobrar una recompensa por 50 millones de pesos y luego decide aumentar a 200 millones mi recompensa”.

• “Yo les voy a decir por qué. Porque el señor Duque supo todo el tiempo dónde yo estaba, pero no me podían asesinar en el lugar donde me tenían secuestrada, porque yo no estaba fugada, a mí me tenían secuestrada luego de que yo me lanzara de la cuerda y me lanzara en esa moto, me llevaron a un lugar de donde no me sacaron y de donde me les fugué por primera vez y fue en la ciudad de Bogotá. Me fui con uno de mis captores y dieron con el muchacho. Luego que dieron con el muchacho, el día 15, que yo me les escapo en una finca que estaba en las afueras de Valledupar, en una finca donde decidieron matarme. Uno de los raptores me confesó cuáles eran las intenciones. Era asesinarme y enterrarme en una fosa común para que yo no fuera encontrada nunca. Justo el día que yo me les escapo, Duque aumenta mi recompensa a primera hora en 200 millones de pesos, porque sé que desde el principio él sabía”.

• “Hoy no terminaría de declarar todo lo que tengo en contra Duque, no solamente va a caer él, va a caer Uribe, Santos, medio congreso y el partido Conservador completo”.

• “No tengo por qué pagar una condena sobre unos delitos que no cometí. Me considero una persona inocente de lo que se me acusa”.

• “Yo le pido al presidente de este país que si este caso se tiene que llevar a tribunales e instancias internacionales que por favor me ayude, porque yo soy víctima del Estado, de la República de Colombia en cabeza de Iván Duque, porque sé lo que tramaron en mi contra, y no solo eso, me expusieron a cosas terribles en la finca donde me tenían secuestrada en Valledupar”.

• “Tuve que hacer muchas cosas para escapar de ellos, me enfermé, y pasé mucho trabajo hasta lograr llegar a este país, donde de una manera desesperada atravesé la frontera, buscando escapar de toda una maquinaria política que son una base de criminales que tienen nexos con paramilitares”.

• “Mataron a tres personas —quizás— en el mismo lugar donde me tenían secuestrada, y de pronto son las mismas personas que me tenían secuestrada y a las que me les fugué. En retaliación o quizás para evitar que confesaran quienes los habían contratado para hacer lo que tenían pensado hacer contra mí. No estoy asegurando, pero hoy pienso cualquier cosa”.

• “Antes de regresar quiero que toda Colombia sepa la verdad”

• “No soy la única persona a quien se le ha iniciado un proceso por corrupción al elector, porque en cada esquina de las regiones hay un líder comprando votos, y siempre a favor de un candidato de derecha. Ese es el pan de cada día”.

• “Pido se me brinde protección a mi integridad, aquí he encontrado paz. No dormía tranquila pensando en el momento en que mis enemigos me encontraran, no hablaba con nadie, ni con mi familia por miedo a que una llamada fuera interceptada. No le tengo miedo a las autoridades ni a la justicia. Le tengo miedo a mis enemigos, le tengo miedo al Gobierno colombiano, a la clase política, a que me maten”.

• “Estoy abierta a entregar información campaña presidencial por campaña presidencial, y una vez elegidos presidente cómo ellos pagaban las coimas a cada congresista».

• “Los únicos responsables de lo que me ocurra a mí y a mi familia son el expresidente Álvaro Uribe Vélez, la familia Char y los Gerlein, quienes organizaron la fuga y mi asesinato”.

• “En Valledupar fui víctima de abuso”.

• «Estoy abierta a denunciar toda la corrupción que hay en Colombia a través de los medios de comunicación».

• “La empresa Odebrecht sí entregó dinero a la campaña de Santos (Juan Manuel)”.

• “Estoy abierta a entregar información campaña presidencial por campaña presidencial, y una vez elegidos presidente como ellos pagaban las coimas a cada congresista”.

• “Tengo muchas cosas que decir, pero me quedaría corta. Recordar tantas cosas me afecta emocionalmente”.

• “Solicité esta audiencia para pedirle señora jueza que de alguna manera el presidente Nicolás Maduro mire mi caso y si lo puede llevar a la Corte Interamericana de Derechos Humanos u otros países, porque tengo miedo de volver a mi país, donde sé que intentarán nuevamente atentar contra mi vida”.

• “A mí no me permitieron en mi país declarar como lo he hecho acá. No me dieron la oportunidad (en Colombia) de decir la verdad de todas las cosas que conocía”.

 
• «Siento que no tengo nada que perder, excepto la vida, y es lo que estoy pidiendo que este Gobierno (Maduro) me proteja, ya que en mi país no tengo garantías».
 
(LaIguana.TV)
 
 
 
Comentarios Facebook