Este sábado, el canciller venezolano, Jorge Arreaza, denunció a través de su cuenta en la red social Twitter que las sanciones de Estados Unidos contra la aerolínea Conviasa se dirigían contra los 2.000 empleados y miles de usuarios de la compañía. También aseguró que, pese a ello, Conviasa seguiría operando y el gobierno velaría por el derecho al trabajo del personal

 

 

El pronunciamiento de Arreaza responde a que el pasado 7 de febrero, el Departamento del Tesoro impusiera sanciones sobre la aerolínea estatal, decisión que se difundió a través de un comunicado de prensa. 

 

 

“La Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos identificó hoy a la aerolínea estatal venezolana Consorcio Venezolano de Industrias Aeronáuticas y Servicios Aéreos, S.A. (Conviasa) como sujeta a sanciones como parte del Gobierno de Venezuela”, reza textualmente. 

 

 

Por su lado, el gobierno venezolano, en voz de Tareck El Aissami, vicepresidente para el Área Económica del gobierno del presidente Nicolás Maduro, aseguró que denunciarían a la actual administración estadounidense en instancias internacionales. 

 

 

“Nuestra voz de protesta, nuestra denuncia ante instancias internacionales por esta arbitraria, extraterritorial e ilegal medida hecha por el Gobierno de los Estados Unidos. No solamente es inaceptable y oprobiosa esta acción dado que Conviasa es la línea aérea que lleva a cabo un plan profundamente humanista”, expresó este sábado El Aissami durante un acto político.

 

 

Lo último hace referencia a que, aparte de poseer la flota de aviones más grande del país, el hecho de que Conviasa sea una empresa pública ha sido un factor decisivo para el traslado de pacientes entre Caracas y La Habana, en el marco del Convenio Cuba-Venezuela y para la repatriación de venezolanos a través del Plan Vuelta a la Patria.

 

 

Asimismo, Tareck El Aisami aseguró que, ante esas medidas, la aerolínea continuaría operando regularmente: “Ya hay más de 6.000 boletos emitidos y pagados por nuestros usuarios. A ellos, que sepan que les vamos a cumplir y les vamos a honrar su viaje, que nada perturbe el funcionamiento y excelente servicio de Conviasa”. Además, afirmó que al gobierno venezolano no lo iba a perturbar las amenazas del imperialismo. 

 

 

Las sanciones contra la Conviasa se producen a pocos días del encuentro entre Juan Guaidó con Donald Trump y Mike Pence. El primero aseguró que “aplastaría a la tiranía chavista”, mientras que con el segundo, el diputado habría acordado un endurecimiento de las acciones para propiciar la salida de “la dictadura”, es decir, de más sanciones contra Venezuela. 

 

 

En este sentido, Conviasa parece ser la primera víctima de las solicitudes vasallas de Juan Guaidó ante el gobierno de Trump, pero quizá no sea la única. Esta semana, voceros ligados al Departamento de Estado han asegurado que impondrán sanciones “impactantes” contra el Estado venezolano y Elliot Abrams, Representante Especial de Estados Unidos para Venezuela, refirió el pasado jueves, en víspera de la visita de Estado del canciller ruso, Serguéi Lavrov a Caracas, que la cooperación de Rusia con Maduro “podría tener consecuencias pronto”, según reportó la agencia Sputnik.

 

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook