La compañía petrolera estadounidense, Chevron, continúa operando en Venezuela a pesar de las sanciones impuestas por la administración Trump contra el país suramericano. 

 

Desde que el Gobierno estadounidense decidiera asfixiar la economía venezolana, la trasnacional ha optado por renovar cada tres meses una exención especial a fin de continuar operando en el país. En el mes de abril se le vence el más reciente permiso.
 

Además, según un trabajo publicado por la agencia Bloomberg, Chevron aumentó su producción en los últimos meses a niveles no vistos hace tiempo.

 

“Estados Unidos está considerando sanciones más severas que podrían afectar al productor ruso Rosneft y potencialmente afectar la exención de Chevron a medida que aumentan las tensiones entre los países. El lunes (10 de febrero), Maduro dijo que está planeando una demanda internacional contra los EE UU por daños incurridos por empresas venezolanas. También está considerando dar control operativo a los productores extranjeros en algunos campos para que traigan dinero en efectivo y, tal vez, empujar a otras compañías estadounidenses a buscar acceso a las enormes reservas de petróleo de Venezuela”, publicó la agencia Bloomberg.

 

Entretanto, el portavoz de Chevron, Ray Fohr, contó a la agencia de noticias que la petrolera se centra en su «negocio base» en Venezuela y cumple con la ley.

 

«Si Chevron se ve obligado a abandonar Venezuela», escribió, «las compañías no estadounidenses llenarán el vacío y la producción de petróleo continuará». Chevron es en la actualidad la única petrolera estadounidense que opera en el país. 

 
(LaIguana.TV)
Comentarios Facebook