Un operativo producido este miércoles permitió descubrir la existencia de un laboratorio de coca en una finca ubicada en el municipio de Guasca, Cundinamarca, propiedad que se le atribuye al embajador de Colombia en Uruguay, Fernando Sanclemente Alzate. 

Un operativo producido este miércoles permitió descubrir la existencia de un laboratorio de coca en una finca ubicada en el municipio de Guasca, Cundinamarca, propiedad que se le atribuye al embajador de Colombia en Uruguay, Fernando Sanclemente Alzate. 

 

La Cancillería de Colombia explicó que, antes de asumir el cargo actual, el diplomático entregó la representación legal de la propiedad a Gilberto Sanclemente Alzate, su hermano.

 

En este sentido, el ente precisó que “esta es una propiedad que ha estado en manos de la familia del embajador Fernando Sanclemente Alzate desde hace 44 años, y que se ha dedicado en el pasado a la cría de caballos de carrera, lechería y cría de ganado Angus, entre otros”.

 

Asimismo el Ministerio de Relaciones Exteriores informó en un comunicado que la familia Sanclemente y la Organización DANN “en consecuencia, prestarán como corresponde todo el apoyo que demanden las autoridades para esclarecer esta penosa situación”.

 

Durante el operativo fueron capturadas cuatro personas, según informaron las autoridades a cargo del caso.

 

No obstante, el embajador Sanclemente se declara «ajeno de responsabilidades» del manejo, participación y/o injerencia del predio propiedad de la sociedad Las Colinas de Guasca, considerando que se encuentra en ejercicio de sus funciones como canciller colombiano en Uruguay desde el pasado 21 de marzo de 2019.

 

(Telesur)

Comentarios Facebook