El Coronavirus en Italia ha desencadenado acciones violentas tras la anguastia que atraviesan algunos de sus habitantes.

 

En un supermercado en una ciudad de ese país europeo, un hombre de origen filipino fue atacado por un italiano, sencillamente porque su rostro era similar al de un habitante chino.   

 

La asombrada victima decía mientras trataba de esquivar la lluvia de puños, “que soy filipino. Que soy filipino. No soy chino”. El ignorante italiano agredió al filipino por temor a contraer la epidemia.

 

(LaIguana.TV) 

Comentarios Facebook