Un método de ataque usa el nombre de la Organización Mundial de la Salud para distribuir un archivo adjunto que instalará el virus en los dispositivos.

 

Según firmas de ciberseguridad como Malwarebytes, un actor malicioso envía un correo electrónico que parece provenir de una fuente oficial del gobierno, como los Centros para el Control de Enfermedades, y proporciona un enlace que solicita información personal.

 

“La campaña más prominente con el tema del coronavirus se dirigió a Japón, distribuyendo ‘emotet’ en archivos adjuntos de correos electrónicos malintencionados que fingieron ser enviados por un proveedor japonés de servicios de asistencia social para discapacitados”, dijo la empresa de seguridad cibernética Check Point en un informe.

 

En los correos parecen estar informando dónde se está propagando la infección en Japón, y así dar una alerta a los usuarios. Si se abre el enlace, el virus intenta descargar ‘emotet’ en su computador, añadió la empresa.

 

Emotet es un programa de ‘malware’ troyano que, una vez instalado recopila información personal. No todos los programas maliciosos con coronavirus requieren que el usuario instale software, informó Vice.

 

Además, los investigadores de Proofpoint descubrieron nuevos ataques mediante email con el tema de coronavirus. Los delincuentes se dirigen casi exclusivamente a industrias que son particularmente susceptibles, incluidas las empresas manufactureras, industriales, financieras, de transporte, farmacéuticas y cosméticas (en ese orden).

 

(Pulzo)

Comentarios Facebook