Los empleados de Sputnik Turquía detenidos previamente fueron puestos en libertad. Los periodistas abandonaron el Palacio de Justicia tras prestar declaración.

 

La Fiscalía turca no encontró cuerpo del delito en las acciones de los periodistas, según se desprende del protocolo del interrogatorio.

 

La liberación de todos los empleados de Sputnik en Turquía tuvo lugar poco después de la conversación telefónica entre el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, y su par turco, Mevlut Cavusoglu, durante la cual el canciller ruso llamó a normalizar cuanto antes la situación en torno a los empleados del medio y garantizar su seguridad.

 

En la noche del sábado 29 de febrero al domingo 1 de marzo, grupos de personas desconocidas que coreaban consignas agresivas como «Turquía para los turcos», «Traidores» y «Los rusos son espías», intentaron allanar los domicilios de tres periodistas de la oficina de Sputnik Turquía en Ankara. 

 

Además detuvieron al director de la oficina de Sputnik Turquía en Estambul, Majir Boztepe, quien también ha sido puesto en libertad.

 

Más tarde, cuando se supo sobre la liberación de todos los periodistas detenidos, la directora de Sputnik y del canal RT, Margarita Simonián, agradeció la asistencia del Ministerio de Exteriores ruso en el asunto.

 

En particular destacó el papel del canciller, Serguéi Lavrov, y la portavoz de la Cancillería, María Zajárova.

 

El grupo mediático Rossiya Segodnya, la casa matriz de Sputnik, ya instó a la ONU, la OSCE y la Unesco a pronunciarse sobre el caso de Sputnik Turquía.

 

El representante de la OSCE para la libertad de prensa, Harlem Désir, condenó el ataque a los periodistas de la agencia.

 

También lo hizo el Ministerio de Exteriores de Rusia, al subrayar que la detención es una burda violación de los derechos del periodista.

 

Una fuente diplomática informó que Rusia baraja medidas de respuesta al incidente con los periodistas de Sputnik Turquía. 

 

(Sputnik)

Comentarios Facebook