Con la promesa de «pronto te traeremos aquí» sectores extremistas de la ultraderecha vinculados a Juan Guaidó colocaron en las adyacencias del Panteón Nacional varias pancartas con la imagen y nombre de Óscar Pérez, un exfuncionario de la policía científica, entrenador de armas de fuego y actor de películas vinculado a la secta masónica que fue responsable de ejecutar varias acciones terroristas en el país durante 2017 y enero de 2018.

 

Pérez fue el responsable de ejecutar —el 28 de junio de 2017— dos ataques contra las sedes del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y del Ministerio para las Relaciones Interiores, Justicia y Paz (MIJP). Ese día, Pérez robó —con apoyo de algunos de sus compañeros— un helicóptero del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) sobrevoló sobre ambas sedes y disparó contra ellas.

 

En el caso del TSJ, lanzó dos granadas que no explotaron. Durante los hechos no se produjeron víctimas, a pesar que puso en riesgo la vida de al menos 100 personas.

 

Luego Pérez estaría envuelto en varias acciones armadas, algunas de ellas para robar armamento de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana.

 

Meses después, el 15 de enero de 2018, falleció cuando comenzó un intercambio de disparos contra efectivos de seguridad que lo descubrieron escondido en la zona de El Junquito, estado Miranda.

 

A través de Twitter, varias personas históricamente vinculadas a los grupos sediciosos de extrema derecha que operan en Venezuela, resaltaron la puesta de pancartas con la promesa del ingreso de Pérez al Panteón Nacional, entre ellos varios influenciadores de redes sociales como Carla Angola, Sergio Novelli, Caterina Valentino, entre otros.

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook