Este jueves el Gobierno del presidente Nicolás Maduro rechazó la renovación de la Orden ejecutiva que habilita al titular de la Casa Blanca, Donald Trump, para imponer sanciones ilegales sobre Venezuela, con la excusa de que el país representa “una amenaza inusual y extraordinaria para la seguridad nacional de Estados Unidos”. 

Comentarios Facebook

 

El comunicado difundido por el canciller Jorge Arreaza a través de su cuenta en Twitter, cataloga la acción como una justificación para “toda la serie de agresiones y crímenes de lesa humanidad, como medidas coercitivas, que Washington ha venido cometiendo desde 2015”, momento en el que el entonces mandatario estadounidense, Barack Obama, firmó por primera vez el decreto. 

 

Asimismo, en el texto se subraya el desconocimiento sistemático del Gobierno de Donald Trump a las instituciones democráticas y al desconocimiento de la voluntad popular en Venezuela, promoviendo, en contraste, una agenda violenta, consistente en “someter a todo el pueblo venezolano a cualquier castigo hasta alcanzar un cambio de gobierno en sus intereses”. 

 

La publicación del comunicado coincide con el anuncio que hicieran tribunales internacionales de justicia para investigar violaciones sistemáticas a los Derechos Humanos cometidas por el ejército estadounidense –con la venia de las autoridades– durante la guerra en Afganistán, conflicto bélico que pronto alcanzará las dos décadas de existencia. 

 

Finalmente, el documento cierra recordando al comandante Hugo Chávez y reiterando la firme decisión del Ejecutivo y del pueblo de Venezuela “a seguir transitando por los caminos que se ha dado a través de su democracia participativa y protagónica, sin importar cuántas veces los imperios del mundo quieran renovar sus amenazas y agresiones”. 

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook