Un avión de la compañía Air Canada, con 130 personas a bordo, se prepara para realizar un aterrizaje de emergencia en el aeropuerto de Madrid, la capital española. Enaire, el gestor de navegación aérea en España, ha informado de que el Boeing 767, ha registrado un problema técnico y debe volver a la pista de aterrizaje. En un primer momento estaba previsto que el avión pudiera tomar tierra alrededor de las 18 horas (local), aunque finalmente parece ser que se podría demorar dos horas más.

 

El sindicato de pilotos Sepla ha comunicado a través de su perfil oficial de Twitter que el aparato «ha perdido tres piezas del tren de aterrizaje que han entrado en el motor», por lo que el motor izquierdo estaría sufriendo problemas, y ha informado de que ahora deberá pasar tres horas quemando combustible con la finalidad de aligerar la carga para alcanzar el peso adecuado para realizar el aterrizaje con seguridad.

 

Según ha informado la Cadena Ser, un caza F-18 del Ejército español volará junto a la aeronave para observar los daños desde fuera, como parte de un procedimiento habitual en este tipo de casos.

 

El comandante del avión de Air Canadá ha informado al más del centenar de pasajeros que habían tenido «un pequeño problema con una de las ruedas del avión» y de la necesidad de deshacerse de combustible antes de poder proceder a aterrizar de emergencia. Además, en el audio, al que ha tenido acceso El Mundo, se le oye pedir «mucha calma y mucha paciencia».

 

Dotaciones de Emergencias de la Comunidad de Madrid, de Bomberos y sanitarios del SUMMA 112, entre las que se encuentran al menos 15 ambulancias, se han trasladado por prevención a la zona prevista de aterrizaje.

 

El vuelo AC837, operado por Air Canada y con destino Toronto, despegó del aeropuerto madrileño de Barajas a las 14.57 horas (local), después de haber sufrido un retraso de dos horas. Tras avisar a la torre de control 30 minutos después del despegue, ha estado desde entonces quemando combustible, primero al sur de la capital y después alrededor de Tarancón (Cuenca), a 70 kilómetros de las pistas de Barajas.

 

En un video difundido por el medio eldiario.es se puede apreciar como del motor izquierdo de la aeronave salen chispas o destellos, supuestamente producidas por las piezas del tren de aterrizaje que fueron absorbidas por el mecanismo.

 

Este incidente se ha producido justo después de que el aeropuerto madrileño haya tenido que desviar al menos 26 vuelos a otros aeropuertos cercanos por la presencia de un dron en las inmediaciones de las instalaciones, que ha obligado a cerrar el tráfico aéreo durante una hora y media.

 

(RT)

Comentarios Facebook