El nuevo coronavirus, el virus que provoca la Covid-19, no se transmite por el aire, así concluyó el estudio más reciente evaluado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

 

Sin embargo, el informe sí determinó que estar a menos de un metro de distancia de una persona con síntomas respiratorios, como tos y estornudo, sí supone un alto riesgo de contagio. ¿Por qué?

 

A esa distancia las gotitas respiratorias con capacidad infectiva expulsadas cuando alguien estornuda o tose quedan suspendidas por un breve espacio de tiempo –luego caen al suelo por su propia gravedad-. Si alguien está cerca puede ser infectado, de igual manera, puede contaminarse todas las superficies del entorno inmediato de la persona enferma sobre las que se hayan depositado algunas de esas partículas. Acá una segunda recomendación: Intensificar el lavado de las manos con agua y jabón tras tocar una superficie en un espacio público.

 

También se recomienda a las personas que al toser o estornudar se cubran con su antebrazo, debido que así evitan que las partículas se esparzan.

 

La OMS basó su conclusión de que no se transmite por el aire en estudios realizados en Singapur y China.

En el primer país tomaron muestras de aire en habitaciones de pacientes con síntomas de la Covid-19 y no hallaron ARN viral en el aire, tal como publicaron en la revista JAM. Es el mismo resultado obtenido al analizar 75.465 casos de la Covid-19 en China, donde tampoco se ha reportado ningún contagio por transmisión aérea del virus.

 

La OMS insiste en que solamente aquellas personas en contacto directo con enfermos de la Covid-19 debe extremar sus medidas de protección como usar mascarillas, lentes, guantes y batas, a fin de protegerse de las gotas respiratorias y de los aerosoles.

 

Los aerosoles son partículas extremadamente pequeñas, de menos de 5 micrómetros de diámetro, que suelen resultar de la evaporación de gotas más grandes, estos sí pueden estar en el aire suspendidas durante periodos más largo de tiempo, en función del calor y la humedad, y transmitirse a distancias mayores de un metro. La OMS destaca que en el caso del coronavirus SARS-CoV-2 esta situación se da en circunstancia específicas como es el entorno hospitalario, donde el personal sanitario tiene que realizar procedimientos como intubar al paciente, desconectarlo de la ventilación, o hacerle una traqueotomía, que pueden generar esos aerosoles.

 

En otras circunstancias, es extremadamente poco probable que haya partículas virales flotando en el aire, aseveró el organismo rector de la salud mundial.

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook