Harthlin Mora, de 37 años, confesó ante el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) que abusó sexualmente, asesinó y se deshizo del cuerpo de su sobrino, Joziel Isaías Cabaneiro, de 3 años de edad. El abominable hecho ocurrió en el sector Mamera, de Antímano, al oeste de Caracas.

 

Ahora la comunidad está abocada a encontrar el cuerpo del pequeño Joziel, que según la versión ofrecida por su tío a las autoridades, fue arrojado al río Guaire. Hasta el momento la búsqueda no ha dado resultados favorables.

 

A Mora se le imputan los delitos de abuso sexual a niño, homicidio intencional calificado con alevosía por motivos fútiles, simulación de hecho punible.

 

Joziel Isaías Cabanerio fue reportado como desaparecido desde el pasado 1 de febrero, su tío dijo en esa oportunidad que unos hombres se lo arrebataron de sus manos para secuestrarlo. Los efectivos policiales no creyeron esta versión y tras investigaciones encontraron en la casa de Mora sangre en la ropa, en las paredes de la vivienda y en las sábanas de la habitación. También indicios de que el infante fue abusado sexualmente.

 

El 5 de marzo, y apoyados en los resultados de las pesquisas, los funcionarios del Cicpc detuvieron a este sujeto, quien posteriormente habló sobre la atrocidad cometida.

 

Confesó que abusó del niño por tres días consecutivos hasta que el pequeño murió. Mora estaba al cuidado del pequeño, debido a que la madre del menor (su hermana) se había ido a Colombia a trabajar y dejó a sus cuatro hijos al cuidado de la abuela. Sin embargo, Mora se ofreció ese fin de semana para «cuidar» al pequeño de tres años, y así “aliviarle” la carga a su mamá.

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook