En una audiencia celebrada este jueves 12 de marzo, el juez federal Anthony Trenga ordenó la liberación de Chelsea Manning, una de las colaboradoras del periodista Julian Assange, al determinar que su comparecencia ante el gran jurado ya no es necesaria.

 

El día anterior, los abogados de la exanalista de Inteligencia del Ejército estadounidense informaron que esta intentó suicidarse el día de ayer en la cárcel de Alexandria (Virginia, EEUU), donde permanecía encarcelada desde marzo de 2019 por negarse a testificar ante un gran jurado federal que investiga a WikiLeaks.

 

Los abogados de Manning precisaron que la activista se encontraba en un hospital y se estaba recuperando.

 

A pesar de las sanciones

 

Estaba previsto que este viernes 13 de marzo,  Manning compareciera ante el juez en relación con una moción que busca acabar con las sanciones que enfrenta por haberse negado a testificar contra WikiLeaks.

 

El verano pasado, un juez ordenó sanciones financieras contra Manning, además de su reclusión. Las multas que ha acumulado la activista suman por el momento más de un cuarto de millón de dólares.

 

(RT)

Comentarios Facebook