El presidente de la República, Nicolás Maduro, aseguró este miércoles que desde el Norte se le prohibió a las autoridades legítimas de Curazao investigar sobre las personas a bordo del buque «Resolute», que embistió al Guardacostas “Naiguatá” (GC-23) de la Armada Bolivariana.

 

Durante un contacto telefónico concedido al programa Con el Mazo Dando, transmitido por Venezolana de Televisión, el mandatario nacional detalló que en dicha embarcación -que se encuentra refugiada en el puerto de Willemstad, capital de Curazao- hay 160 pasajeros.

 

De acuerdo con el jefe de Estado, la llamada desde el exterior para evitar conocer los nombres de los tripulantes del buque permitiría confirmar que se trata de mercenarios.

 

Asimismo, indicó que el Gobierno Nacional está realizando un esfuerzo significativo para reponer la embarcación a la Armada Bolivariana, a fin de que continúe sus labores con la máxima moral combativa en la defensa de la patria.

 

(LaIguana.TV)

]]>

Comentarios Facebook