El presidente de la República, Nicolás Maduro, se pronunció la noche de esta martes 31 de marzo sobre la incursión en aguas territoriales venezolanas, al noroeste de la isla La Tortuga, de un buque de pasajeros de bandera portuguesa, el cual impactó a el Guardacostas “Naiguatá” (GC-23) de la Armada Bolivariana, causándole daños de gran magnitud y provocando que zozobrara.

 

“Fue un acto de terrorismo y piratería que hay que investigar. Si hubiese sido un barco de turistas, no hubiese tenido esa actitud de querer agredir”, dijo desde el Palacio de Miraflores, en Caracas, donde realizó un Consejo de Estado.

 

Sostuvo que el buque en cuestión (que es 8 veces más grande que el de la Armada) inicialmente cumplió el protocolo, pero luego lo embistió y hundió al barco venezolano. Posteriormente se fue a Curazao.

 

Asimismo, señaló que se está conversando, a través de Cancillería, con las autoridades de Curazao sobre este hecho inaceptable. Incluso reveló que se sospecha que pudo ser un barco que iba a traer mercenarios al país.

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook