Los mandos de la Marina de EEUU han anunciado este jueves el relevo del cargo al capitán del portaviones nuclear USS Theodore Roosevelt, quien pidió en una carta a sus superiores que se tomaran acciones inmediatas para ayudar a su tripulación tras registrarse un brote de coronavirus a bordo.

 

La decisión se produce después de que se filtrara una carta en la que el capitán de la nave, Brett Crozier solicitaba a sus superiores que se organizara el desembarco de todos los marineros. En su mensaje, el capitán expresaba que si la Armada no actuaba de inmediato, estaría fallando en salvaguardar adecuadamente a su «activo más confiable», en referencia a su tripulación. «No estamos en guerra. Los marineros no necesitan morir», escribió.

 

La jornada anterior, al ser preguntado si el capitán del portaviones podría enfrentarse a un castigo, el secretario interino de la Armada de EEUU, Thomas Modly, declaró que la filtración de la carta a los medios «violaría los principios de buen orden y disciplina».

 

Asimismo, Modly señaló no estar de acuerdo con algunas de las afirmaciones hechas por Crozier en la misiva, sin embargo, puntualizó que el hecho de «escribir la carta a su cadena de mando para expresar sus preocupaciones no resultaría en ningún tipo de represalia».

 

(RT)

]]>

Comentarios Facebook