La actriz nigeriana Funke Akindele-Bello fue arrestada el pasado domingo después de haber organizado el día anterior una fiesta de cumpleaños para su esposo, el rapero JJC Skillz, en su residencia en la ciudad de Lagos, a la que asistieron numerosos invitados, a pesar del cierre que rige en Nigeria. Para frenar la propagación del covid-19, las autoridades de la nación africana impusieron un cierre de 14 días y prohibieron las reuniones sociales y públicas de más de 20 personas en tres ciudades.

 

La estrella de Nollywood (la industria cinematográfica nigeriana), que incluso participó en la campaña ‘Quédate en casa’ para concienciar sobre el distanciamiento social y la higiene personal, compareció junto a su marido ante el tribunal este lunes por la regulación 2020 de Enfermedades Infecciosas del Estado de Lagos bajo la Ley de Salud Pública.

 

El matrimonio se declaró culpable y ambos fueron multados y sentenciados a 14 días de servicios comunitarios.

 

Reacción en las redes sociales

 

El incidente salió a la luz después de que JJC Skillz hiciera una transmisión en vivo de la fiesta a través de su cuenta de Instagram. Los internautas pudieron observar que el número de invitados, entre los que se encontraban otras ‘celebrities’, era superior a lo permitido.

 

En respuesta, las redes sociales no tardaron en acusar a la actriz por su irresponsabilidad e hipocresía, ya que sus acciones violaron las restricciones de movimiento establecidas por el Gobierno para frenar la propagación del coronavirus en la ciudad.

 

«Funke Akindele y su esposo hicieron algo muy irresponsable, esperaba que ambos serían más sensatos. ¿Cómo puedes organizar una fiesta en casa con tanta gente presente en un momento en que el distanciamiento social es tan importante? Es realmente decepcionante», lamentó una internauta a través de un tuit.

 

«Funke Akindele y su esposo son egoístas y malvados, ¿cómo puede una persona cuerda organizar una fiesta durante una fase de distanciamiento social? ¿Los médicos y las enfermeras están estresados ​​y se están muriendo y ellos hacen esto? Hay que hacer que rinda cuentas», señala otra publicación que comparte el video de la fiesta que fue divulgado en las redes.

 

«Funke Akindele y su esposo probablemente ni siquiera saben las consecuencias de su acción. Solo necesitan una persona positiva en esa reunión para infectar a los otros idiotas presentes. Todos deberían ponerse en autoaislamiento obligatorio», escribió otro usuario.

 

Las disculpas de la actriz

 

Por su parte, la actriz reaccionó a las críticas publicando una disculpa en sus redes sociales. Según explica, la mayoría de los que asistieron a la fiesta eran miembros de su equipo de producción que habían estado en cuarentena en su estudio mientras trabajaban en una próxima película. Akindele aseguró que nadie viajó desde sus hogares para asistir a la fiesta.

 

«Queridos amigos, ¡realmente tengo que hacer esto! Los escucho a todos y agradezco todos sus comentarios honestos. También les agradezco sus inquietudes, buenos deseos y llamadas. Lo siento y espero que este video ofrezca alguna explicación. Por favor, manténganse a salvo. Y que Dios los bendiga», escribió la actriz.

 

(RT)

 

]]>

Comentarios Facebook