El presidente de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICR), Francesco Rocca, denunció este viernes que las medidas coercitivas impuestas por el Gobierno de los Estados Unidos están dificultando la entrega de insumos médicos de carácter humanitario destinados a Venezuela para atender la pandemia generada por el COVID-19.

 

El bloqueo total contra Venezuela, que comenzó con la orden ejecutiva de Barack Obama, se ha recrudecido durante la addministración de Donald Trump a petición de Juan Guaidó y su equipo cercano.

 

Al respecto, Rocca advirtió que la entrada de ayuda en Venezuela se está haciendo de forma «muy lenta» y que las mal llamadas «sanciones» están complicando la entrega de ayuda a Venezuela para combatir el COVID-19, razón por la que llamó a crear algún tipo de mecanismo que facilite el apoyo internacional a las comunidades más vulnerables del país.

 

En una conferencia de prensa remota reseñada por El Diario de España, se detalla que el italiano subrayó que la Cruz Roja Internacional «no quiere meterse en política», porque no es su trabajo, pero dijo que los distintos actores deberían crear algún tipo de «comité conjunto» para facilitar la entrada de ayuda en estos momentos de crisis.

 

Al preguntarle por la posibilidad de impulsar un diálogo entre Washington y Caracas sobre el impacto negativo de las medidas coercitivas, Rocca subrayó que se trata de algo difícil, pero que sería importante para asegurar que la Cruz Roja y el resto de organizaciones humanitarias puedan llevar al país latinoamericano tanta ayuda como sea posible.

 

Entre tanto, Rocca aseguró que toda la comunidad humanitaria está buscando aumentar el apoyo para Venezuela.

 

Por su parte, el canciller venezolano, Jorge Arreaza, divulgó la información descrita por la FICR a través de Twitter: «La Federación Internacional de la Cruz Roja afirma que las sanciones de EEUU dificultan el ingreso de insumos humanitarios a Venezuela. La verdad se impone. Nadie puede negar lo que es evidente. EEUU debe levantar las sanciones en momentos de pandemia».

 

La FICR entregó recientemente más de 40 toneladas de asistencia, principalmente equipos de protección para sanitarios y kits de higiene, pero Rocca subrayó que eso es solo «una gota en el océano» de las necesidades que tiene Venezuela ante la pandemia.

 

En un intento de ahogar económicamente al Gobierno de Nicolás Maduro y con ello a la población venezolana, la Administración de Trump ha ido imponiendo amplias sanciones contra Venezuela, que han generado el robo de bienes y recursos valorados en más de 60.000 millones de dólares pertenecientes al Estado venezolano, pérdidas en ingresos superiores a los 120.000 millones de dólares y otros daños patrimoniales que atentan directamente contra Petróleos de Venezuela, principal medio de ingresos de la República.

 

(LaIguana.TV)

 

Comentarios Facebook