Angela Cunningham, una enfermera de Tweedbank (Escocia, Reino Unido) que tenía covid-19, compartió en Facebook las actualizaciones sobre su estado antes de morir pocos días después de cumplir 60 años, recoge el diario The Daily Record.

 

Esta mujer falleció el pasado 22 de abril en la unidad de cuidados intensivos del Hospital General de Borers, donde trabajó durante más de 30 años.

 

Mientras padecía su enfermedad, Cunningham compartió sus síntomas, que incluían «vómitos durante dos días» y «dolores insoportables en los músculos y las articulaciones».  

 

Asimismo, esta paciente agradeció el apoyo de sus seres queridos, quienes la ayudaron a la hora de comprarle comida, cocinar y pasear a su perro.

 

Ralph Roberts, director general del centro sanitario en el que trabajaba Angela Cunningham, emitió un comunicado en el que lamentó la muerte de esa «esposa muy querida, madre, hermana, abuela y bisabuela», además de «colega respetada y valorada» por sus compañeros.

 

(RT)

Comentarios Facebook