Al ser consultado por teleSUR en relación con el curso que seguirá el mundo luego de que termine la pandemia de Covid-19, el periodista e intelectual franco-español, Ignacio Ramonet, opina que hay que ser prudentes, aunque precisa que «una gran parte de la culpa» en las crisis sanitarias de las que hemos sido testigos en países como Italia, España, Reino Unido o los Estados Unidos, «tienen su origen en políticas neoliberales que han mercantilizado la salud pública, que han mantenido políticas de austeridad, de recortes y han reducido el número de camas, el número de ucis…», lo que ha traído como consecuencia la pérdida de vidas humanas.

 

Su deseo es que en el escenario postpandemia el neoliberalismo esté definitivamente condenado y ello sería posible gracias a que la tragedia sanitaria ha impulsado a mucha gente que hasta el momento no tenía una posición «política o ideológica antineoliberal», a asumir posturas más críticas.

 

Sobre el fin de la globalización que algunos expertos vaticinan, Ramonet es mucho menos tajante: si bien es cierto que esta ha sido «muy impulsada por el neoliberalismo», también es verdad un actor de peso internacional, como China, es partidario de la globalización, condición de posibilidad para su actual estatus de potencia.

 

Incluso, refirió el periodista, que el presidente de China, Xi Jiping, ha contrapuesto globalización a proteccionismo y entre los alegatos en contra de lo último, destaca que «encierra a los países entre ellos, alienta las tensiones entre países, puede producir más guerras».

 

También impera, en su criterio, recordar quiénes son los principales promotores de las tesis antiglobalizadoras: los llamados «neopopulismos de derecha», con Donald Trump a la cabeza.

 

Así las cosas, quizá «lo contrario de la globalización no es forzosamente la solución», e impera reflexionar sobre el tema, antes que reducir el debate a si se está a favor o en contra.

 

Lo que sí parece estar fuera de toda duda para Ignacio Ramonet es que el Estado regresará después de esta crisis. «Lo que los ciudadanos hoy día han visto en estas crisis, es que el Estado es quien les ha ayudado y no el mercado. El mercado es quien ha creado el problema, el Estado es quien ha venido a defender a los ciudadanos, hasta en los países más ultraliberales (…). El Estado ha regresado con consignas, con normas. Y también hay un pedido de Estado, hay un deseo de Estado por parte de los ciudadanos, frente a esta situación, que deja a la mayoría de las personas totalmente desamparadas ante la enfermedad», argumentó.

 

Para ilustrar su punto, recordó lo acaecido recientemente en un país «ultraliberal» como Reino Unido: al inicio de la pandemia, su Primer Ministro, Boris Johnson, apostaba por lo que los especialistas denominan «contagio de rebaño», lo que implica la exposición de la población al agente patógeno con el propósito de generar inmunidad colectiva. No obstante, «eso le hubiera costado al Reino Unido dos millones de muertos, sin hablar de las decenas de millones de contagiados o de enfermos».

 

El propio Johnson enfermó y la realidad vivida en la carne, le hizo desistir de esa desacertada política.

 

(LaIguana.TV)

]]>

Comentarios Facebook