Para los incrédulos del coronavirus y su fácil propagación, un grupo de asiáticos pusieron en práctica un sencillo experimento en una cena familiar y el resultado impresionó a más de uno.  

 

En el video publicado por las redes sociales, se observó el momento que fue aplicada pintura fluorescente a las manos de una persona, que luego cenó sobre una mesa con familiares.  

 

Terminada la comida y pasada 30 minutos, se apagaron las luces, la pintura fluorescente salpicada se observó en diferentes tamaños sobre los platos, cubiertos, ropa, servilletas, rostros y cuerpos de las personas que comieron; lo mismo ocurre con los gérmenes del covid-19, por eso hay que mantener la distancia, usar tapaboca y acatar el confinamiento.

 

(LaIguana.TV) 

]]>

Comentarios Facebook