Un doble crimen se registró esta semana en San Diego, estado Carabobo. Una joven pareja de esposos fue asesinada, presuntamente, por una deuda contraída en la confección de unos tapabocas.

Laura Medina y Jhanpier Blas se encontraban desaparecidos desde hacía varios días. Sus familiares al ver que era una situación extraña pusieron el caso ante Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), la comisión de Valencia inició la averiguación como personas extraviadas.

Una llamada comenzó a desenredar la madeja. El presunto criminal telefoneó a los detectives y notificó que los cadáveres se encontraban enterrados en un galón textil en la zona de Bello Monte (Valencia). Al lugar se acercaron los sabuesos y confirmaron que efectivamente los cuerpos de Laura y Jhanpier se encontraban enterrados. No ha trascendido el tipo de heridas que tenían los cadáveres.

Ambos jóvenes eran Testigos de Jehová, y hacía dos años que Jhanpier se había venido a Venezuela procedente de su natal Perú. En el país comenzó un negocio de confección de ropa para niños, el cual distribuía en los principales mercados de Carabobo. En ese tiempo conoció a Laura, se casaron y ella comenzó a trabajar con él en la fábrica, especialmente, llevando el negocio a través de las redes sociales.

Tras el anuncio de cuarentena por la pandemia de coronavirus, Laura posteó el siguiente mensaje en las redes sociales del negocio: “Por emergencia nacional se solicita talleres de costura pequeños o grandes para la fabricación de tapabocas. El gobierno ha facilitado los materiales necesarios para la fabricación. Necesitamos es la mano de obra (buena paga)”.

Según la investigación adelantada por la periodista Heberlizeth González, el matrimonio contrató los servicios de una persona para la fabricación de una gran cantidad de tapabocas, valorada en una suma importante de dinero en divisa extranjera. Sin embargo, la negociación fue verbal y al parecer, los hoy infortunados se habrían negado a cancelarla. Motivo este que pudo haber llevado a su asesinato. 

 

(LaIguana.TV)

View this post on Instagram

Laura y Jhanpier salieron juntos el lunes pasado de su casa en Sansur, San Diego. Abordaron su moto y se fueron con rumbo desconocido para sus allegados. Desde entonces, se inició una búsqueda a la que se unieron detectives del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) luego que pasaran los días y la joven pareja no regresara a casa. . . La preocupación al no saber de Laura y "Pier" se apoderó de la familia. Incluso, de sus hermanos de religión, quienes iniciaron una campaña informativa en un intento de conocer el paradero de los esposos. Transcurridas las 48 horas reglamentarias, familiares pusieron una denuncia de manera formal ante los cuerpos de seguridad y una comisión del Cicpc Valencia inició una averiguación como personas extraviadas. . . Para sorpresa de los detectives, este jueves recibieron una llamada: se trataba del presunto autor de un doble crimen que notificaba sobre la permanencia de unos cuerpos en un galpón textil en Bello Monte, Valencia. . . Los pesquisas no dudaron en confirmar la información y se acercaron al lugar, aparentemente, propiedad de la pareja, donde localizaron enterrados a Laura Medina y Jhanpier Blas. Hasta ahora se desconoce qué tipo de heridas tenían los cadáveres. . . Desde hace años, "Pier" se vino a Venezuela de su natal Perú. Inició un negocio que fue creciendo hasta llegar a distribuir ropa de niños en los principales mercados y comercios de la ciudad. Al trabajo se unió Laura, sobre todo, luego que contrajeran matrimonio el año pasado. . . Laura, se encargaba de ofrecer la mercancía. Incluso, a través de las RRSS. Una reciente publicación en Facebook demostraba que, debido a la pandemia mundial, comenzarían a vender tapabocas. "Por emergencia nacional se solicita talleres de costura pequeños o grandes para la fabricación de tapabocas. El gobierno ha facilitado los materiales necesarios para la fabricación. Necesitamos es la mano de obra (buena paga)", decía un mensaje en esa red social. . . Continúa en los comentarios 👇🏾

A post shared by Heberlizeth González C. (@heberlizeth) on

 

 

]]>

Comentarios Facebook