Un lamentable suceso se registró el pasado miércoles 13 de mayo en el que un adolescente venezolano, que se hallaba en Colombia y decidió volver a su país, falleció tras ser atacado en el camino por un enjambre de abejas africanas, según reseña la prensa neogranadina.

 

José Gregorio Reyes, de apenas 16 años, se encontraba de camino a Venezuela haciendo el recorrido a pie. Al pasar por la ciudad de Pescadero en el departamento del Norte de Santander, compró una bicicleta para hacer el recorrido de forma más rápida rodando por las sinuosas y peligrosas curvas del cañón del Chicamocha. Todo iba relativamente bien hasta que José Gregorio se topó con el enjambre de los iracundos insectos, que lo atacaron y le hicieron perder el equilibrio. El joven cayó por un desfiladero.

 

A pesar de que conductores y transeúntes intentaron socorrerlo, no pudieron porque la abejas no lo permitieron y para cuando llegaron los funcionarios del Cuerpo de Bomberos de Aratoca, el cuerpo del venezolano yacía sin vida en las profundidades ignotas del barranco.

 

Una gran cantidad de connacionales están volviendo a su patria tras sufrir los estragos del coronavirus, que ha acentuado la discriminación, la xenofobia, el desempleo y los desalojos. El Gobierno venezolano, consciente de la situación, ha habilitado vuelos humanitarios para repatriar a sus ciudadanos, que lo hacen de manera voluntaria.

 

(LaIguana.TV)

]]>

Comentarios Facebook