La banda paramilitar colombiana señalada de facilitar apoyo logístico y económico a los mercenarios de la Operación Gedeón, Los Pachencas, fortaleció su poderío en la zona norte del vecino país gracias a delitos como la extorsión y el tráfico de drogas.

 

Según el investigador neogranadino Iván Díaz, este cártel se dedica en las zonas urbanas a controlar el “negocio de la extorsión en la Costa Caribe”, mientras que el microtráfico les ha servido como dimanizador del control de la zona.

 

Según reportes de medios digitales colombianos, Los Pachencas controlan la ruta más importante del tráfico de cocaína en la región, que es por donde sale a Centroamérica y el Caribe lanchas cargadas con este tipo de droga.

 

(LaIguana.TV)

]]>

Comentarios Facebook