Sooraj, un indio de 27 años, intentó asesinar a su pareja valiéndose de una víbora, pero falló, así que en una segunda oportunidad recurrió a una cobra.

 

Según los investigadores del Estado de Kerala, la mujer sobrevivió al primer ataque —registrado en marzo pasado—, pero el veneno la obligó a permanecer hospitalizada.

 

Este mes, mientras la víctima convalecía en casa de sus padres, Sooraj lanzó sobre ella una cobra comprada a un criador de serpientes; en ese momento, la mujer —identificada como Uthra— estaba durmiendo.

 

“Sooraj permaneció en la misma habitación que Uthra como si no hubiera pasado nada. Seguía su rutina matinal, cuando fue alertado por los gritos de la madre de Uthra”, indica la policía en un comunicado.

 

(Pulzo)

]]>

Comentarios Facebook