La Policía Federal brasileña registró este martes la residencia del gobernador de Río de Janeiro, Wilson Witzel, en el contexto de una investigación por irregularidades en el manejo de fondos públicos en la gestión de la Covid-19.

 

Al respecto, la entidad del orden explicó que la llamada Operación Placebo tiene como objetivo determinar si se desviaron recursos, pues se sospecha que el caso de corrupción está relacionado con el Instituto de Atención Básica y Avanzada a la Salud (Iabas), organización contratada por el Gobierno regional para la construcción de siete hospitales de campaña.

 

La operación, autorizada por el Tribunal Superior de Justicia (TSJ), cuenta con doce órdenes de registro. Además, de las búsquedas en el Palacio de Laranjeiras, la Policía visitó el Palacio de Guanabara, sede de Gobierno y otros inmuebles de propiedad de Witzel.

 

Entre las órdenes de registro, se encuentra la residencia donde vivía antes de ser elegido el gobernador y la oficina de abogados de su esposa, Helena Witzel.

 

Además, llegaron a la residencia del exsubsecretario de Salud de Río Gabriel Neves, detenido desde el pasado 7 de mayo y del exsecretario de Salud Edmar Santos, quien fue retirado del cargo el 17 de mayo por irregularidades en la compra de unos respiradores y en la construcción de hospitales de campaña.

 

De acuerdo con medios locales, para hacer frente a la pandemia, el Gobierno entregó, sin licitación, más de 800 millones de reales (unos 145 millones de dólares) a la organización Iabas para la construcción de los hospitales mediante contratos emergenciales.

 

Desde el 30 de abril, las unidades debían estar operativas, pero hasta el momento sólo opera parcialmente el hospital de campaña del Maracaná.

(teleSUR)

]]>

Comentarios Facebook