Por tercer día consecutivo se registran fuertes protestas en la ciudad de Minneapolis, en el estado de Minesota, por la muerte de George Floyd, de 46 años, quien fue asesinado el pasado lunes 25 de mayo por un policía luego que esté lo inmovilizara manteniendo su rodilla sobre su cuello por varios minutos.

 

El hecho generó indignación, no solo entre los habitantes de dicha urbe, sino a nivel mundial, dado que no es la primera vez que un policía, generalmente blancos, comete un asesinato de este tipo.

 

Tal es el caso de la vicepresidenta Delcy Rodríguez, quien a través de su cuenta Twitter señaló: “Lamentable episodio del racismo incoado desde las altas esferas del sistema de poder en EE.UU, hoy regido por el supremacismo blanco de la Casa Blanca. Es terrible que la humanidad aún deba presenciar estos actos de odio racial”.  

 

Miles de manifestantes salieron a las calles de Minneapolis el martes para manifestar su enojo por lo ocurrido. La protesta se tornó violenta y varios negocios fueron saqueados, a pesar de que sus dueños habían tapado vidrios y puertas con tablas, para evitar los destrozos.

 

La furia colectiva se hizo sentir. Además de saqueos, fueron incendiados varios negocios y algunos vehículos que estaban estacionados cerca de ellos.  

 

El climax de las protestas tuvo lugar este jueves 28 de mayo en St. Paul, lugar donde fue asesinado Floyd. La comisaría de policía fue incendiada. El personal de la misma fue evacuado horas antes.

 

Según información publicada por la agencia AP, “el ambiente nocturno oscilaba entre las airadas protestas y una fiesta callejera. En momento dado, una banda que tocaba en un estacionamiento frente al 3er Precinto policial, el foco de las movilizaciones, interpretó una versión punk de la canción de Bob Marley ‘Redemption Song’. Cerca de allí, manifestantes cargaban con maniquíes de ropa de un Target saqueado y los arrojaban a un auto en llamas. Más tarde, hubo un fuego en un inmueble cercano”.

 

Pero no todo es violencia, en distintos puntos de Minneapolis se han desarrollado marchas pacíficas para exigir justicia.

 

Investigación

 

Según medios digitales, este jueves se dio a conocer la transcripción de la llamada efectuada a la policía y que derivó en el asesinato de Floyd.

 

En dicha comunicación, el empleado de una tienda ubicada en St, Paul explica que una persona pagó una compra con un billete de 20 dólares falso, varios trabajadores salieron corriendo detrás de esa persona lo encontraron en una camioneta  borracho y sin control de sí mismo.

 

La policía alega que la descripción del sujeto coincidía con la de Floyd, por lo que varios agentes se dirigen al lugar y proceden a arrestarlo. El agente Derek Chauvin, en una evidente violación de derechos humanos, lo inmoviliza colocándole la rodilla en el cuello. A pesar de que la víctima en varias ocasiones le señala que no puede respirar, este hace caso omiso.

 

Varias personas que se encontraban en el lugar alertaron de la situación a Chauvin. Uno de ellos grabó el hecho y al ser subido a las redes sociales, inmediatamente se volvió viral.

 

Floyd clamó por su vida. A medida que pasan los minutos y la rodilla del agente se mantiene presionando su garganta, este deja poco a poco de hablar y moverse.

 

Informó la BBC que tras los primeros hechos de violencia, el presidente Donald Trump se pronunció en Twitter: “Acabo de hablar con el gobernador Tim Walz y le dije que el ejército está con él. Cualquier dificultad y asumiremos el control pero, cuando comience el saqueo, comienzan los tiroteos”.

 

Costumbre policial

No es la primera vez que un policía blanco actúa con violencia o asesina a un afroestadounidense. Ya se han producido varios casos similares a los Floyd y que también han producido airadas protestas en ese país de Norteamérica.  

 

El más reciente se produjo en el mes de febrero cuando un exagente y su hijo asesinaron en Georgia a Ahmaud Arbery, quien estaba desarmado y trotaba por una zona residencial.

 

El hecho se conoció a comienzos de mayo cuando la grabación del hecho fue difundido. Las protestas no se hicieron esperar debido, entre cosas, a que los asesinos se encontraban libres. La presión popular generó el arresto de ambos y la debida investigación del hecho.

 

En marzo de este año fue acribillada por agentes policiales Breonna Taylor, técnico en emergencias médicas de 26 años. El hecho ocurrió en Louisville, Kentucky, cuando varios policías ingresaron a su vivienda, supuestamente en un operativo antidrogas.

 

Familiares de la joven denunciaron el exceso policía y señalaron no entender porqué ingresaron a la vivienda de Taylor, debido a que los sujetos a los que buscaban ni eran conocido por ella, ni vivían en la zona. La policía informó que en la residencia de la víctima no se encontraron estupefacientes.

 

(LaIguana.TV)

]]>

Por tercer día consecutivo se registran fuertes protestas en la ciudad de Minneapolis, en el estado de Minesota, por la muerte de George Floyd, de 46 años, quien fue asesinado el pasado lunes 25 de mayo por un policía luego que esté lo inmovilizara manteniendo su rodilla sobre su cuello por varios minutos.

El hecho generó indignación, no solo entre los habitantes de dicha urbe, sino a nivel mundial, dado que no es la primera vez que un policía, generalmente blancos, comete un asesinato de este tipo.

Tal es el caso de la vicepresidenta Delcy Rodríguez, quien a través de su cuenta Twitter señaló: “Lamentable episodio del racismo incoado desde las altas esferas del sistema de poder en EE.UU, hoy regido por el supremacismo blanco de la Casa Blanca. Es terrible que la humanidad aún deba presenciar estos actos de odio racial”.  

Miles de manifestantes salieron a las calles de Minneapolis el martes para manifestar su enojo por lo ocurrido. La protesta se tornó violenta y varios negocios fueron saqueados, a pesar de que sus dueños habían tapado vidrios y puertas con tablas, para evitar los destrozos.

La furia colectiva se hizo sentir. Además de saqueos, fueron incendiados varios negocios y algunos vehículos que estaban estacionados cerca de ellos.  

El climax de las protestas tuvo lugar este jueves 28 de mayo en St. Paul, lugar donde fue asesinado Floyd. La comisaría de policía fue incendiada. El personal de la misma fue evacuado horas antes.

Según información publicada por la agencia AP, “el ambiente nocturno oscilaba entre las airadas protestas y una fiesta callejera. En momento dado, una banda que tocaba en un estacionamiento frente al 3er Precinto policial, el foco de las movilizaciones, interpretó una versión punk de la canción de Bob Marley ‘Redemption Song’. Cerca de allí, manifestantes cargaban con maniquíes de ropa de un Target saqueado y los arrojaban a un auto en llamas. Más tarde, hubo un fuego en un inmueble cercano”.

Pero no todo es violencia, en distintos puntos de Minneapolis se han desarrollado marchas pacíficas para exigir justicia.

Investigación

Según medios digitales, este jueves se dio a conocer la transcripción de la llamada efectuada a la policía y que derivó en el asesinato de Floyd.

En dicha comunicación, el empleado de una tienda ubicada en St, Paul explica que una persona pagó una compra con un billete de 20 dólares falso, varios trabajadores salieron corriendo detrás de esa persona lo encontraron en una camioneta  borracho y sin control de sí mismo.

La policía alega que la descripción del sujeto coincidía con la de Floyd, por lo que varios agentes se dirigen al lugar y proceden a arrestarlo. El agente Derek Chauvin, en una evidente violación de derechos humanos, lo inmoviliza colocándole la rodilla en el cuello. A pesar de que la víctima en varias ocasiones le señala que no puede respirar, este hace caso omiso.

Varias personas que se encontraban en el lugar alertaron de la situación a Chauvin. Uno de ellos grabó el hecho y al ser subido a las redes sociales, inmediatamente se volvió viral.

Floyd clamó por su vida. A medida que pasan los minutos y la rodilla del agente se mantiene presionando su garganta, este deja poco a poco de hablar y moverse.

Informó la BBC que tras los primeros hechos de violencia, el presidente Donald Trump se pronunció en Twitter: “Acabo de hablar con el gobernador Tim Walz y le dije que el ejército está con él. Cualquier dificultad y asumiremos el control pero, cuando comience el saqueo, comienzan los tiroteos”.

Costumbre policial

No es la primera vez que un policía blanco actúa con violencia o asesina a un afroestadounidense. Ya se han producido varios casos similares a los Floyd y que también han producido airadas protestas en ese país de Norteamérica.  

El más reciente se produjo en el mes de febrero cuando un exagente y su hijo asesinaron en Georgia a Ahmaud Arbery, quien estaba desarmado y trotaba por una zona residencial.

El hecho se conoció a comienzos de mayo cuando la grabación del hecho fue difundido. Las protestas no se hicieron esperar debido, entre cosas, a que los asesinos se encontraban libres. La presión popular generó el arresto de ambos y la debida investigación del hecho.

En marzo de este año fue acribillada por agentes policiales Breonna Taylor, técnico en emergencias médicas de 26 años. El hecho ocurrió en Louisville, Kentucky, cuando varios policías ingresaron a su vivienda, supuestamente en un operativo antidrogas.

Familiares de la joven denunciaron el exceso policía y señalaron no entender porqué ingresaron a la vivienda de Taylor, debido a que los sujetos a los que buscaban ni eran conocido por ella, ni vivían en la zona. La policía informó que en la residencia de la víctima no se encontraron estupefacientes.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook