El gerente de DirecTV Venezuela, Carlos Villamizar, manifestó este viernes que no tiene nada que ver con la suspensión del servicio ocurrido en país el pasado 19 mayo. Incluso reveló que le ha sorprendido las medidas que se tomaron en su contra.

“Mi antigüedad en la empresa es de apenas 5 años. Me encuentro muy sorprendido por la medida tomada contra mí y contra dos de mis excompañeros de trabajo, Héctor Rivero y Rodolfo Carrano, porque de una u otra manera somos los afectados en este proceso. El día 19 de mayo nos notificaron que fuimos removidos desde el día anterior de todos nuestros cargos y que iban a cesar operaciones en Venezuela, eso fue una gran sorpresa para nosotros, nunca supimos con anterioridad de la medida, solo soy un empleado más”, dijo en una entrevista a medios locales.

El gerente de DirecTV Venezuela, Carlos Villamizar, manifestó este viernes que no tiene nada que ver con la suspensión del servicio ocurrido en país el pasado 19 mayo. Incluso reveló que le ha sorprendido las medidas que se tomaron en su contra.

“Mi antigüedad en la empresa es de apenas 5 años. Me encuentro muy sorprendido por la medida tomada contra mí y contra dos de mis excompañeros de trabajo, Héctor Rivero y Rodolfo Carrano, porque de una u otra manera somos los afectados en este proceso. El día 19 de mayo nos notificaron que fuimos removidos desde el día anterior de todos nuestros cargos y que iban a cesar operaciones en Venezuela, eso fue una gran sorpresa para nosotros, nunca supimos con anterioridad de la medida, solo soy un empleado más”, dijo en una entrevista a medios locales.

Asimismo, indicó: “Siempre velamos por llevarle lo mejor a los 2 millones 200 mil suscriptores en el país. Me encuentro bien afectado porque de la noche a la mañana te quedas sin un sustento, sin un piso. Me voy a poner a disposición de la orden que hay en mi contra y espero que en el país haya justicia, la verdad es que soy inocente”.

La empresa Directv Venezuela, recordemos, publicó un comunicado al hacerse oficial el cese de sus operaciones en el país, luego que la empresa matriz con sede en Estados Unidos, AT&T.INC decidió cerrar sus servicios por las sanciones gringas, violentando el derecho a la comunicación de los venezolanos.

El Tribunal Supremo de Justicia, por su parte, acordó la prohibición de salida del país a los integrantes de la junta directiva de la empresa Galaxy Entertainment de Venezuela S.C.A (Directv Venezuela). Igualmente acordó la medida de prohibición de enajenar y gravar de los bienes de los referidos ciudadanos, así como la inmovilización de cualquier tipo de cuenta bancaria o instrumento financiero de los cuales sean titulares.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook