Este 8 de junio, Jairo Yáñez, burgomaestre de la ciudad de Cúcuta, declaró que su Gobierno «no está en condiciones de atender y recibir, por tiempo superior a un día» a venezolanos que, procedentes de distintos puntos de Colombia, esperan para ingresar a su país, refirieron medios colombianos.

Según precisó Migración Colombia, partir del lunes 8 de junio, el paso por los puntos fronterizos que conectan la extensa frontera común estará restringido a «los días lunes, miércoles y viernes, en grupos que no superen las 300 personas para el puente Simón Bolívar en Norte de Santander y 100 para el puente José Antonio Páez en Arauca».

Desde el pasado mes de abril, cuando Venezuela habilitó los corredores humanitarios en su frontera occidental, con el propósito de permitir el retorno de connacionales procedentes de Colombia y otras naciones vecinas, más de 55.000 personas han ingresado al país a través de los distintos puestos fronterizos.

Solamente por el estado Táchira han vuelto 34.115 personas y cumplen cuarentena casi 8.000, de acuerdo con la información aportada por el Comandante Estratégico Operacional de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, Remigio Ceballos, este domingo en una alocución televisiva.

Asimismo, de acuerdo con las cifras oficiales, el 83% de los 2.377 casos de Covid-19 en el país se corresponden con venezolanos procedentes del extranjero y de estos, la mayor proporción proviene del país vecino.

En tal sentido, el Gobierno del presidente Nicolás Maduro ha insistido en que debe controlarse a toda costa el ingreso por pasos fronterizos ilegales –trochas– porque allí no existen controles sanitarios y dado el descontrol de la pandemia que vive Colombia, la posibilidad de que una persona que no guarde la cuarentena en los Puestos de Atención Social Integral desplegados en la frontera sirva de agente de contagio para muchas otras, es muy alta.

Además, con el objetivo de detectar a viajeros irregulares, la FANB se encuentra desplegada a lo largo de la frontera colombo-venezolana, una acción que, según RCN «ha reducido el paso de migrantes en un 90%».

Este portal aseveró que hay «por lo menos 3.000 personas» en la espera de una autorización que les permita cruzar el puente Simón Bolívar y retornar a Venezuela, si bien no indicó el sustento de la cifra, mientras que Juan Francisco Espinosa, Director General de Migración Colombia, indicó en Twitter que la medida adoptada por Caracas, representa «una reducción cercana al 80% en el retorno de ciudadanos venezolanos a su país».

Por su parte, Carlos Alberto Negret, defensor del Pueblo en Colombia, aseguró estar coordinando acciones con la Defensoría del Pueblo de Venezuela porque «no le podemos generar el problema a ciudades como Arauca, Cúcuta, Puerto Santander, porque no tiene la capacidad para recibir de un momento a otro 20 o 30 buses».

Momentáneamente y en vista de que el flujo de venezolanos procedentes de territorio neogranadino no va a detenerse en el corto plazo, el alcalde Yañez dijo que en colaboración con la gobernación del departamento de Norte de Santander y Migración Colombia, preparan «campamentos especiales» en el puente Tienditas para dar cobijo a los venezolanos.

Desde el inicio de la pandemia de Covid-19, miles de venezolanos se han visto forzados a regresar al país procedentes de Colombia, luego de haber perdido sus fuentes de ingreso y haber sido echados a la calle sin miramientos.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook