El secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, a través de su cuenta de Twitter ha aseverado que se siente «indignado» por la decisión de la Justicia rusa de condenar al exmarine Paul Whelan a 16 años de cárcel tras declararlo culpable de espionaje.

«Indignado por la decisión de hoy de condenar a Paul Whelan sobre la base de un juicio secreto, con evidencia secreta, y sin los permisos apropiados para los testigos de la defensa», escribió Pompeo. El funcionario norteamericano afirmó que «el trato de Paul por parte de las autoridades rusas continúa siendo terrible», por lo que exigió la «liberación inmediata» de Whelan.

El juicio de Paul Whelan se llevó a cabo a puerta cerrada dado que estaba acusado de espionaje y su caso fue calificado de «alto secreto».

(RT)

Comentarios Facebook