Con total descaro la prensa internacional ha reseñado el aumento del precio del kilo de la cocaína peruana, esto debido al desconfinamiento del mercado europeo.

Perú, es junto con Colombia, uno de los dos mayores productores de esta droga en el mundo. Sin embargo, la prensa internacional se empeña en acusar a Venezuela de ser un país gobernado por narcotraficantes. Mientras que los mandatarios de estos países hacen lobby para que Venezuela sea intervenida militarmente por, supuestamente, ser un centro de narcotráfico. 
 

El precio del psicotrópico peruano comenzó a subir luego de que comenzaran a relajarse las restricciones comerciales por el coronavirus en los países consumidores del llamado viejo continente.

Según la Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas (Devida) durante la fase de mayor crisis de la pandemia en Europa, en los meses de abril y mayo, el precio de la cocaína se hundió, aunado a las restricciones de movilización terrestres, marítima y aérea impuestas para frenar la transmisión del coronavirus.

“El aumento del precio de la cocaína corresponde también un poco al retorno de las actividades cotidianas, luego de superada la emergencia sanitaria en Italia, Francia y España”, dijo Rubén Vargas, presidente ejecutivo de Devida, en una videoconferencia con la prensa extranjera.

El organismo informó que el precio cerró el mes de mayo en 1.263 dólares el kilo, sin embargo, aún está por debajo de los 1.520 dólares que promediaba a principios de año.

“El negocio de la cocaína y el problema de la droga en el Perú lo determina un factor exógeno, que son los mercados internacionales”, apuntó Vargas.

Situación contraria sucedió en los países consumidores, donde el precio se incrementó notablemente. En Italia a principios de año estaba en 65.000 dólares el kilo y a finales de mayo en 90 mil dólares por kilo.

En Canadá, en el mismo lapso de tiempo pasó de 29.00 a 49.000 dólares y en Estados Unidos subió de 27.500 a 29.000 dólares en ese período.

(LaIguana.TV)

 

Comentarios Facebook