El gobernador de Florida (EEUU), el republicano Ron DeSantis, ha sido fuertemente criticado por la comunidad científica y algunos políticos, debido a su insistencia de continuar con el desconfinamiento —sin posibilidad de retroceso— a pesar de que en este estado ha habido en un día 2.610 casos de Covid-19 y cada día aumenta exponencialmente el número de infectados.

Según la teoría del mandatario, el reporte de casos ha aumentado porque se está realizando un número mayor de pruebas de Covid-19, y pareciera que hay “más contagios en la comunidad”, aseguró.

«Su política simplemente no están funcionando y está reabriendo Florida de manera imprudente a pesar de que los datos están gritando ‘Precaución'», afirmó la demócrata Nikki Fried, comisionada de Agricultura de Florida.

Florida se ubica en el octavo lugar en el número de contagio en Estados Unidos. Desde el 1 de marzo hasta este 17 de junio se han confirmado 80.109 casos y 3.018 fallecidos. Sin embargo, hay críticas al sistema sanitario ya que no estaría contabilizando, en su reporte diario, como positivos los casos cuando las pruebas rápidas dan positivo al Covid-19. Así como tampoco el número actual de personas hospitalizadas por esta enfermedad.

Uno de los focos más mediáticos de las últimas horas ocurrió tras la celebración de un cumpleaños en un bar de Jacksonville el pasado 6 de junio, un grupo de 16 amigas que estaban celebrando resultaron positivo, al igual, que siete trabajadores del local.

(LaIguana.TV)

 

Comentarios Facebook