El prefecto de la provincia ecuatoriana de Guayas, Carlos Luis Morales, falleció este lunes 22 de junio, a los 55 años, tras sufrir un «infarto fulminante», informó su abogado, Carlos Luis Sánchez Gaete.

Su muerte ocurre luego que la semana pasada se aprobara el inicio de investigaciones en contra del prefecto, en un proceso abierto para la posible destitución de su cargo, que ejercía desde el 14 de mayo de 2019.

Además, Morales era investigado por la Fiscalía Provincial del Guayas por presunta corrupción durante la emergencia sanitaria de la pandemia del coronavirus en el país, que golpeó fuertemente a la provincia que dirigía.

Las autoridades determinaron la existencia de irregularidades en el proceso de adquisición, con presunto sobreprecio, de mascarillas y pruebas rápidas para detectar coronavirus.

Además, hubo un supuesto tráfico de influencias en la contratación de esos insumos médicos, puesto que los contratos habrían sido suscritos con personas naturales y empresas presuntamente relacionadas con el prefecto.

Por este caso, Morales había sido detenido el pasado 3 de junio. Sin embargo, fue dejado en libertad al siguiente día, luego que un juez dictara medidas cautelares en su contra, que incluían la prohibición de salida del país y presentación periódica ante la autoridad judicial.

Grillete electrónico impidió reanimación

Desde su liberación, Morales portaba un grillete electrónico, ordenado por el juez, mientras continuaba con sus labores como prefecto.

Según su hijo Luis Morales, en declaraciones a la prensa a las afueras del centro de salud donde fue llevado su padre, el prefecto no pudo ser reanimado, debido a que portaba ese grillete.

«A mi papá no lo pudieron reanimar porque tenía encendido el grillete, no pudieron sacárselo, no podían meterle electrochoque, porque dañaba el grillete», dijo.

Añadió que uno de los policías que lo acompañaba señaló que el aparato no podía ser retirado «sin una autorización judicial».

Futbolista y periodista

Antes de ser electo prefecto, Morales ejerció otros cargos políticos, como concejal de Guayaquil y diputado nacional.

Pero además de la política, Morales fue un destacado futbolista ecuatoriano, deporte al que se dedicó desde los 13 años.

En su paso por las canchas estuvo en varios equipos, pero en el que mayor tiempo duró fue en el Barcelona Sporting Club, de Guayaquil, del cual fue capitán durante más de una década. Además, fue titular en la selección de fútbol de Ecuador.

Morales era periodista de profesión. Estuvo como ancla de televisión, lo que le permitió obtener el premio de «Mejor Presentador De Noticias Del Año» en 2013  y 2014.

(RT)

Comentarios Facebook