El Fondo Monetario Internacional (FMI) actualizó este miércoles 24 de junio sus perspectivas de la economía mundial para el 2020 y estimó que la caída del Producto Interno Bruto (PIB) de América Latina y el Caribe será del 9,4 %, una cifra mayor a la estipulada hace unos días.

El organismo financiero señala que las dos economías más grandes de la región, Brasil y México, podrían sufrir contracciones del 9,1 por ciento y 10,5 por ciento, respectivamente. En cambio, para el 2021 se estipula que esas naciones tendrán un crecimiento del 3,6 y 3,3 por ciento, mientras que Latinoamérica lo haría en el orden del 3,7.

Con estos datos, se puede decir que la región podría tardar más de un año en recuperar los niveles de productividad registrados antes de la pandemia del coronavirus, que significó la paralización de la actividad durante varias semanas.

La economía mundial puede retroceder un 4,9 % este año

A nivel global, el FMI señala que los números también empeoran: «El crecimiento mundial está proyectado en –4,9 por ciento en 2020, o sea, 1,9 puntos porcentuales menos que el pronóstico de la edición de abril».

En esa línea, la publicación expresa que «la pandemia del covid-19 ha tenido un impacto más negativo que lo previsto en la actividad del primer semestre de 2020 y la recuperación será, según las proyecciones, más gradual de lo que se había pronosticado».

Sin embargo, el resto del mundo se recuperaría más pronto que América Latina, ya que, según los números de la entidad crediticia, el planeta tendría un crecimiento del 5,4 por ciento el próximo año. Lógicamente, es un ascenso mucho menor al estimado en enero, antes de que la pandemia se expandiera, cuando los expertos creían que la actividad crecería al menos seis puntos porcentuales más.

(RT)

Comentarios Facebook