Pese a la situación que vive Estados Unidos respecto a la Covid-19, el país mantiene su postura injerencista contra Venezuela, por lo que el pasado martes 24 de junio la fuerza arérea gringa sobrevoló el norte de Venezuela.

En este sentido, cuatro aviones gringos y más de 200 tripulantes llegaron a Curazao, supuestamente, para respaldar la misión militar antinarcóticos en el Caribe ordenada por el presidente Donald Trump, el pasado 1 de abril.

En complicidad, la Fuerza Armada de Colombia también desplegó una aeronave, presuntamente, para verificar un “posible tráfico ilícito de drogas” al norte de la Guajira colombiana, frontera con Venezuela, reseñaron medios nacionales.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook