El 21 de noviembre de 1919 Fernando Bustamante Morales fue absuelto por la muerte involuntaria del beato Dr. José Gregorio Hernández. Los familiares no presentaron cargos por considerar el suceso un accidente.

Así lo revelan los archivos y un documento histórico cuya fotografía fue publicada por el usuario Papeles Históricos de Venezuela del acta donde queda constancia de la absolución de Bustamante.
 
Los archivos revelan que el Ministerio Público imputó a Bustamante por homicidio culposo. Pedro Manuel Arcaya, doctor en ciencias jurídicas vinculado al gomecismo y senador, solicitó al juez interrogar a los 11 testigos por segunda vez. Las contradicciones entre los declarantes ocasionaron que el fiscal solicitara la absolución del imputado.
 
El accidente
 
El domingo 29 de junio de 1919 el mecánico Fernando Bustamante Morales de 25 años conducía un automóvil Essex Super Six por La Pastora. A las 2 de la tarde se acercaba a la esquina de Los Amadores donde estaba detenido el tranvía. Para adelantarlo, Bustamante giró lo necesario a la izquierda y aceleró, pero la parte delantera del vehículo se encontró con la humanidad del Dr. Hernández, que en ese momento cruzó la calle por delante del tranvía y cayó al suelo, recibiendo un mortal golpe en la cabeza con el filo de la acera. Bustamante y un acompañante llevaron a Hernández al hospital Vargas dónde finalmente dio su último respiro.
 
Después del hecho, lo hermanos de Hernández, también galenos, declararon que los traumatismos mortales fueron producto de un accidente sin culpa alguna. La prensa de la época tampoco señaló a Bustamante como culpable.
 
(LaIguana.TV)
Comentarios Facebook