Tras una conversación telefónica entre el canciller venezolano, Jorge Arreaza, y el Alto Representante de Política Exterior de la Unión Europea (UE), Josep Borrell, se tomó la decisión de no proceder a la expulsión de la embajadora en Venezuela de la comunidad europea en Caracas, Isabel Brilhante Pedrosa.
 
La decisión, d acuerdo a un comunicado conjunto de la República Bolivariana de Venezuela y el Servicio de Acción Exterior de la UE, publicado por Arreaza en su cuenta Twitter, se produjo con el fin «de mantener el marco de las relaciones diplomáticas, la cooperación y el diálogo político».
 
Cita el comunicado que Borrell y Arreaza coincidieron «en la necesidad de mantener el marco de las relaciones diplomáticas, especialmente en momentos en los que la cooperación entre ambas partes puede facilitar los caminos del diálogo político».
 
En consecuencia, añade el comunicado, «el Gobierno venezolano decidió dejar sin efecto la decisión tomada el pasado 29 de junio de 2020, mediante la cual se declaró ‘persona non grata’ a la embajadora Isabel Brilhante Pedrosa, jefa de la delegación de la Unión Europea en Caracas».
 
Borrell y Arreaza, además, han acordado en su conversación «promover los contactos diplomáticos entre las partes al más alto nivel, en el marco de una cooperación sincera y del respeto al Derecho Internacional».
 
La decisión del Gobierno de Venezuela se tomó luego que la UE decidiera incrementar las medidas coercitivas contra el país al emitir «sanciones« contra dirigentes de oposición y del Gobierno al argumentar que han colaborar al rompimiento del orden democrático en el país, cuando en realidad han trabajado por mejorar la crisis política generada por factores extremistas de derecha que la UE reconoce como autoridades cuando no ejercen legalmente ningún tipo de cargo público sino que lo usurpan, como el caso de Juan Guaidó y su falsa presidencia interina.
 
(LaIguana.TV)
 

Comentarios Facebook