Bolivia, con más de mil contagios diarios por COVID-19, e ignorando el distanciamiento social, se encamina hacia una “pandemia explosiva”, alerta un médico.

Estamos teniendo ya los casos por millar y los fallecimientos por decenas, lo que nos hace (temer) que la situación ya se está yendo peligrosamente a lo que llamamos una pandemia explosiva”, ha advertido este viernes el jefe de la unidad de epidemiología del Ministerio de Salud de Bolivia, Virgilio Prieto.

De acuerdo con últimos informes, Bolivia registró el jueves unos 1301 nuevos casos de contagio en solo un día, lo que se considera un récord desde el inicio de la pandemia del nuevo coronavirus en el país andino, de unos 11 millones de habitantes.

Prieto también denuncia que en el país, dirigido por un gobierno de facto, no se cumple el distanciamiento social ni las reglas de la cuarentena.

En medio de la crisis sanitaria provocada por la COVID-19, abundan las críticas por la mala gerencia del gobierno de facto de Jeanine Áñez.

A la autoproclamada presidenta se le critica por autorizar la asignación de más de 5 millones de dólares para comprar agentes químicos a fin de reprimir las manifestaciones en su contra, en vez de invertir en el sector de la salud en plena pandemia.

Áñez, de igual modo, es censurada por seguir rechazando la ayuda solidaria médica que pueden brindar China y Cuba en la lucha contra el coronavirus y preferir ganar privilegios en las diferencias ideológicas frente a la salud de su pueblo.

Prieto, en otra parte de sus declaraciones, ha indicado que Bolivia hasta el 6 de septiembre, que es la fecha de las elecciones generales, tendrá unos 130 mil afectados por la COVID-19. “Posiblemente no podamos ni ir a las urnas”, ha alertado el entrevistado.

(HispanTV)

Comentarios Facebook