El juez estadounidense James E. Boasberg —quien presentó una orden para confiscar la gasolina que se transporta en cuatro tanqueros para  Venezuela— forma parte de la sociedad Skull & Bones (Calavera y Huesos), por lo que se le relaciona con operaciones de conspiración para resguardar los intereses de las familias más influyentes en el país norteamericano.  

Así lo informó el portal de investigación La Tabla a través de su cuenta en la red social Twitter, en la cual explicó que esta organización ha contado con importantes miembros entre los que destacan reconocidos personajes del círculo político, funcionarios de seguridad y de la comunidad de inteligencia.

Según el medio, el juez habrá ingresado a esta sociedad durante sus estudios en la Universidad de Yale.

Datos recopilados de Boasberg 

En otros datos que recopiló La Tabla de Boasberg, refieren que ordenó el 22 de agosto del 2016  «la liberación de más de 14 mil correos electrónicos de Hillary Clinton, candidata presidencial en ese momento, durante una investigación del FBI”.

El 18 de agosto desechó una demanda requiriendo las declaraciones de impuestos del magnate Donald Trump desde el año 2010.

El 26 de abril del 2012 informó que la ciudadanía no tenía derecho a ver las fotos del homicidio de Osama Bin Laden.

Boasberg considera que la comercialización de crudo entre Venezuela e Irán “respaldan las actividades nefastas” del Cuerpo de Guardia de la Revolución Islámica “incluida la proliferación de armas de destrucción masiva”.

La Tabla precisó que para ampliar la información sobre Skull & Bones se puede analizar una investigación de Alexandra Robbins, publicada en 2004 en la revista Vanity Fair.

Emiten orden de decomiso a cuatro tanqueros persas 

La Justicia Federal de Estados Unidos emitió una orden para retener cuatro tanqueros persas que contienen gasolina para Venezuela porque estiman que este intercambio entre ambas naciones beneficia a los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica, calificadas por la Casa Blanca como «organización terrorista».

El fallo del dictamen de Boasberg «corresponde a una solicitud de cuatro fiscales, y pretende el decomiso de aproximadamente 1,1 millones de barriles de gasolina, que son trasladados actualmente por los buques Bella, Bering, Pandi y Luna», reseñó RT. 

Cuatro buques iraníes descargaron combustible en Venezuela 

A mediados de mayo de este año cuatro buques persas identificados como “Fortune”, “Petunia, “Forest”, “Faxon” lograron ingresar con gasolina y aditivos  a Venezuela luego de atravesar el Atlántico. Pese a los malos augurios de sectores de la oposición, y de las amenazas mediáticas de factores influenciados por Estados Unidos  se interpuso la diplomacia y  el libre comercio entre naciones hermanas .

(LaIguana.TV)  

Comentarios Facebook