El venezolano Salvador Pérez, receptor de los Reales de Kansas City en el béisbol de las Grandes Ligas, no sabe cómo se contagió de COVID-19 en Estados Unidos.

El pelotero sigue aislado en su casa luego de dar positivo a la enfermedad de la que se mantiene asintomático.

“No sé cómo me contagié. Todos en mi familia están seguros, todos salieron negativo en sus pruebas», comentó el careta en una videollamada reseñada por Las Mayores.

Dijo que está ansioso por unirse al campamento de verano de los Reales de Kansas City.

Conocido en Estados Unidos con el mote de «Salvy», la estrella de la receptoría recordó que durante la pausa deportiva estuvo en Miami, lugar donde posiblemente se infectó, debido a que es una de las localidades más golpeadas por la pandemia.

«Espero que todo pase rápido para estar otra vez con mis compañeros”, dijo.

Salvador espera estar listo para la inauguración de la temporada 2020, que en el caso de Kansas será el 24 de julio.

Su último compromiso fue el 30 de septiembre de 2018, ante los Indios de Cleveland, porque debió someterse a una cirugía Tommy John justo cuando estaba por comenzar la tamporada pasada.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook