La evaluación de la pandemia de Covid-19 en el continente americano, hoy devenido en epicentro mundial, fue el tema principal en torno al cual disertó el filósofo y analista político Miguel Ángel Pérez Pirela en la edición 130 de Desde Donde Sea, que se transmitió este lunes 13 de julio a las siete de la noche a través de las redes sociales. 

Adicionalmente el experto comentó sobre la visita que hiciera Donald Trump al estado de Florida el fin de semana para pescar votos entre la derecha extremista que reside en la ciudad de Miami. 

OMS: en las Américas llevará tiempo controlar la pandemia

Pérez Pirela inició la transmisión advirtiendo que «el drama de la pandemia» de Covid-19 está teniendo como epicentro los países del continente americano y que en modo alguno se trata de pronósticos agoreros o exageraciones. Ante la gravedad de la situación, considera que es momento de actuar con racionalidad, de enfrentar el desafío con metodología y de cuidarnos más que en cualquier otro momento. 

En ese orden de ideas, comentó que si bien el epicentro tiene como focos principales los Estados Unidos y Brasil, otros países están teniendo números preocupantes. En lo tocante a América Latina, evidentemente, el caso más dramático lo tiene Brasil, pero la situación en naciones como Chile, Perú, Argentina y México también es alarmante.

En contraste, la pandemia en Venezuela exhibe rasgos menos severos, pues tenemos ya casi cuatro meses de cuarentena –entre flexibilizada y endurecida–, empero, durante el mes de julio, la curva de contagios ha crecido sensiblemente. Incluso en otros países, la curva está creciendo y el mes de julio ha sido nefasto.

Ante este panorama, trajo a colación que la Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió este lunes que en las Américas llevará tiempo controlar el Covid-19 y en su criterio, ello se explica debido a la debilidad de los sistemas sanitarios en América Latina. 

Para ilustrar, recordó que hace pocos meses, los robustos sistemas sanitarios de países como Francia o Gran Bretaña resultaron insuficientes para atender a los infectados, por lo cual, salvo que los gobiernos implementen acciones de prevención de contagios, el pronóstico es reservado. 

Por ello insistió en que «parte de la solución pasa por la conciencia de los ciudadanos» y alertó que las acciones de ningún gobierno, por más eficaces que sean, pueden frenar la expansión del virus si no se cuenta con la acción consciente y responsable de las personas. 

Cifras que alarman: «la pandemia va a ir a peor, a peor y a peor»

Haciendo referencia a los datos ofrecidos por la Universidad Johns Hopkins y la OMS, el comunicador informó que desde el inicio de la pandemia, se han contabilizado 13.225.000 infectados por el SARS-CoV-2, de los cuales 3.355.266 están en los Estados Unidos –que lidera las infecciones–, seguido por Brasil, con 1.684.681. El quinto puesto lo ocupa Perú (330.127), el séptimo Chile (357.317) y el octavo, México (299.750). 

De lo anterior se desprende que cinco de los ocho países con mayor cantidad de personas diagnosticadas con Covid-19, están en el continente Americano y si a ello se suma que en la mayoría de estas naciones los sistemas de salud son precarios o poco accesibles a la mayoría, «hay mucho de qué preocuparse», dijo. 

A un hallazgo semejante se arriba, si en lugar de hacer el análisis con base en la cantidad de infecciones, se emplea en su lugar la cantidad de óbitos o se ajustan las cifras proporcionalmente en términos de la cantidad de habitantes, destacó el filósofo.

Por ejemplo, siguiendo siempre las cifras oficiales, indicó que tres de los primeros cuatro países en el mundo con más decesos por causa de la enfermedad que causa el nuevo coronavirus, están en América. Así, de las 570.924 personas que han sucumbido a este mal, 135.512 lo ha hecho en los Estados Unidos (primer lugar en los decesos), secundado por las 72.100 fallecieron por esa causa en Brasil. México, cuarto país en la lista, registra hasta el momento 35.006.

Seguidamente, Pérez Pirela citó las palabras de Michael Ryan, Director Ejecutivo del Programa de Emergencias Sanitarias de la OMS, quien este lunes señaló que para superar la pandemia en la región se requerirá «recobrar la confianza, mejorar la comunicación. En algunas zonas pueden requerir confinamientos focalizados, porque en algunas zonas, la transmisión está fuera de control. Mucho depende cómo se comportarán y cómo se comportan las personas», pues si la gente sigue asistiendo a sitios con muchas personas, sin llevar mascarilla, se seguirá expandiendo.

Ryan también destacó que no era apropiado actuar como que si se esperara que pronto apareciera una vacuna capaz de solucionarlo todo. Al respecto indicó que aún no se sabía cuándo estaría disponible, ni cuál sería su grado de eficacia ni a quiénes llegará. 

Sobre esto, el también director de LaIguana.TV subrayó que si bien en distintos puntos del orbe se están realizando investigaciones y pruebas de cara a la obtención de una vacuna, en algunos casos, tales esfuerzos estaban en manos de laboratorios trasnacionales privados y si en alguno de ellos lograba sintetizarse una vacuna, no podía contarse con que la donaran a los países más pobres y ni siquiera que la comercializaran.  

Para el analista, en un nivel de alarma semejante se encuentran las declaraciones del Director General de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, quien advirtió que «la pandemia va a ir peor, peor y peor si no se siguen las normas básicas para detener su propagación».

«Se trata de un tema por lo demás delicado. En este sentido, vale la pena recordar que América Latina y el Caribe es la región con más decesos por Covid-19», acumulando hasta el momento 144.758 muertes, según la OMS, resaltó. «Evidentemente, la primera región es Europa, que ya no es epicentro, pero aquí está la curva ascendiendo y llevamos la mitad de los fallecidos».

De acuerdo con la misma fuente, los países más afectados, en términos de la cantidad de decesos son Brasil (72.100), México  (35.006) y Perú (12.054). A la lista se añaden Canadá (8.833) y Chile (7.024).

Por ello, ante el creciente número de infecciones y fallecimientos y frente a la debilidad estructural de los sistemas sanitarios en la mayor parte de las naciones de la región, la Directora de la Organización Panamericana de la Salud, Carissa Etienne señaló que los gobiernos deben estar alerta y extremar las medidas de prevención.

No obstante, el comunicador insistió que, pese al evidente descontrol de la pandemia e incluso, caos sanitario presente o por venir, muchos países insisten en anteponer los intereses económicos a la salud de las personas y mencionó que es justamente lo que está sucediendo en Colombia, en donde organizaciones sanitarias de Bogotá le exigieron a las autoridades nacionales y locales que decretaran una cuarentena radical en la ciudad, en lugar de mantener el relajamiento del confinamiento. 

América Latina recibirá primero el medicamento ruso contra el Covid-19

Como buena noticia en medio de la crisis, Miguel Ángel Pérez Pirela informó que portavoces del ministerio de Salud de la Federación Rusa aseguraron que los países latinoamericanos serán los primeros en recibir un medicamento ruso desarrollado para combatir la Covid-19.

Se trata del Avifavir, un fármaco desarrollado a partir del Favipiravir, originalmente creado en Japón para tratar la influenza y de acuerdo con las fuentes oficiales rusas, ha sido probado en más de 30.000 pacientes afectados por el SARS-CoV-2 en 59 regiones de Rusia. 

Asimismo, se destacó que el Avifavir será enviado prioritariamente a aquellos países en los cuales el número de infecciones registra un crecimiento más alto, como es el caso de Brasil y el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, dijo estar dispuesto a aceptar la ayuda rusa. 

Entre otros datos relevantes, el analista mencionó que los ensayos clínicos mostraron que el mentado fármaco –que combate al virus en sí, en lugar de los efectos que causa– ayudó en la recuperación de un alto porcentaje de pacientes, pero que su eficacia depende de si se administra en las etapas iniciales y medias de la infección. Puntualizó que no estará a la venta en las farmacias y se administrará solamente en hospitales bajo vigilancia médica y finalmente, que no se trata del único medicamento registrado por el ministerio de Salud Ruso contra el Covid-19. El segundo, del que no aportó más detalles, recibe el nombre de Coronavir.

Vida versus muerte: dos modelos contrapuestos en la lucha contra el Covid-19

En la siguiente sección del programa, se dedicó a contraponer los dos modelos implementados por los gobiernos del continente para hacer frente a la pandemia de Covid-19 e inició la discusión aludiendo a las recomendaciones de la OPS en relación con el relajamiento paulatino de las medidas de confinamiento. 

Como ejemplo, mencionó el esquema que actualmente se implementa en Venezuela, que contempla tres niveles de cuarentena, según la cantidad de casos activos en las distintas entidades geográficas. En un primer nivel está la cuarentena estricta, vigente en los estados con mayor número de casos y con focos importantes activos; en el segundo nivel, medio, la relajación solo es parcial, pues todavía está creciendo la cantidad de casos, pero no hay focos masivos de contagio y el tercer nivel, donde el relajamiento es extensivo, se implementó en las entidades con pocos casos activos y sin focos de contagio identificados. 

«Las decisiones que se tomen ahora, determinarán el éxito y la responsabilidad de los dirigentes es muy alta», enfatizó y de nuevo, invocando a la OPS, insistió en que el levantamiento progresivo del confinamiento «debería tener lugar cuando la situación sanitaria esté controlada» y paralelamente «deberán mantenerse activos los protocolos de detección y seguimiento de casos para la contención de focos».

En la antípoda de esta recomendación está actuando el gobierno de Colombia. Hoy, refirió «14 organizaciones médicas pidieron al gobierno de Duque y al de Bogotá que se retome la cuarentena estricta por 14 días al menos, debido al colapso de las UCI y la ausencia de personal médico». 

Según la información divulgada por esas organizaciones, «en Bogotá hay 117 camas UCI y solamente el domingo ingresaron 57 pacientes que requerían camas de ese tipo», por lo que estos profesionales alertaron que de seguir el ritmo de las infecciones, solamente tendrían una disponibilidad de respiradores artificiales para los próximos dos días; es decir, anuncian un inminente colapso del sistema sanitario.

Esta situación no ocurre solamente en la capital neogranadina, pues de acuerdo con comentarios de participantes residentes en Colombia, en ciudades como Barranquilla es todavía «peor». 

Por su lado, la OPS recomendó que las medidas sanitarias deben aplicarse desde el sistema público, mas el experto añadió que el sistema privado, que siempre cobra caro, también debe abocarse a la atención de la pandemia, pues sin este compromiso, ciudadanos de países como Chile, en donde no existe un sistema público de salud, se encuentran en situación de franca vulnerabilidad. 

Más sin dudas, el más criticado de todos los gobiernos del continente, en el parecer de Pérez Pirela, debe ser el de Donald Trump, pues «en medio de una pandemia como la que no habíamos visto en 100 años», puso «por delante sus intereses electorales» y cimienta parte de su campaña en «agarrar a la OMS como pera de boxeo y darle golpes», «como mecanismo desesperado para ganar votos». 

Por ello considera que «hoy más que nunca hay que apoyar a la OMS y a la OPS» y poner por delante los intereses nacionales, antes que intereses electorales o politiqueros, como ha hecho Trump, que solamente después de que Estados Unidos acumulara 3.552.696 pacientes de Covid-19 y 135.512 fallecidos por esa causa, tuvo «el espléndido gesto de ponerse una mascarilla». 

Más que preocupación por el estado de salud del mandatario estadounidense o de sus colaboradores cercanos, quienes no cesan empeño para agredir al país, el filósofo resaltó que le preocupaba los efectos del mal ejemplo que le había dado a la ciudadanía al no utilizar tapabocas durante sus apariciones públicas y por haberle imitado, seguramente muchos acabaron enfermos. 

Una persona de su cargo y posición, subrayó, no puede actuar con tanta irresponsabilidad y al respecto rememoró lo que sucedió cuando recomendó inyectarse desinfectante para deshacerse de la infección causada por el SARS-CoV-2: unas cuantas personas fallecieron por seguir su «consejo».

Sin embargo, el mandatario, que aspira a reelegirse en noviembre, fue a tratar de pescar votos de extremistas de derecha en Miami y para ello, naturalmente habló mal del presidente Nicolás Maduro y de Cuba. 

Sobre este último país, Pérez Pirela precisó que está «dando lecciones en la lucha contra el Covid-19, pese a haber sido uno de los últimos países en cerrar sus fronteras», mientras que el «gobernador de Florida, un señor de derecha dura que cree que hacer político es hacer marketing, no da pie con bola» y actualmente, el estado es el epicentro infeccioso en los Estados Unidos que, a su vez, es el epicentro mundial.

«¿Qué está pasando?», se preguntó el analista y para él, la respuesta es clara: modelos diferentes. Por ello, comentó que «causa estupor ver a periodistas miameros transmitir desde la Florida cuando ven las curvas de países como Cuba o Venezuela», porque no hallan qué decir, algo que se repite cuando presentan las curvas de Colombia, pero por razones opuestas. 

Así, los periodistas no encuentran cómo justificar que en un país bloqueado, perseguido, con sus cuentas congeladas y sus activos saqueados, imposibilitado de adquirir insumos necesarios para hacer frente a la crisis y donde hay una «dictadura» que debe ser derrocada a toda costa, se registren 9.465 casos positivos de Covid-19 y 89 decesos, mientras que en Colombia, una nación ampliamente apoyada por sus grandes medios, «en la que manda el paramilitarismo de Uribe y Duque», que no está sancionada, ni bloqueada, puede adquirir todos los medicamentos e incluso, recientemente recibió un préstamo milmillonario del Banco Mundial, tiene 150.445 afectados por la enfermedad –141.000 más que Venezuela y 5.634 fallecidos.

«Lo mismo podemos decir de Cuba, que está justo al lado, con 2.428 infectados y 87 fallecidos». «Solo en Miami-Dade hay 64.444 infectados y 1.139 fallecidos», añadió, mientras que en Palm Beach hay 212.000 enfermos. Si se comienza «a desglosar por ciudades, es un desastre total». 

El analista remachó que este desastre no se corresponde con lecturas interesadas de la situación, sino «con números que están dando la Johns Hopkins University y la OMS», que «pueden o no gustar, pero esos son los números» y la pandemia ha resultado una oportunidad privilegiada para «ver quién es quién», más allá del marketing: «se está viendo quién es el gobernador de la Florida y quién es Díaz-Canel; quién es Duque y quién es Maduro», concluyó. 

Con esas ayudas, para qué enemigos: Trump, Guaidó y los votos de la Florida

En la última sección del programa, Pérez Pirela hizo referencia a la reciente visita que hiciera el presidente estadounidense, Donald Trump al sur del estado de Florida, en el marco de su campaña por la reelección. 

Allí durante una entrevista concedida a la cadena Telemundo, en la que pretendía «ayudar a Juan Guaidó, dijo: «apoyo al que tenga el apoyo de los venezolanos… En este momento, Guaidó parece ser la persona elegida, pero perdió cierto poder», unas frases que logró exactamente lo opuesto: hundirlo, pues mencionadas en el marco de una campaña electoral, demuestran una clara pérdida de confianza en el diputado criollo.   

Durante el mismo intercambio televisivo, Trump dijo que Venezuela era un país rico hace 15 años y que fue destruido por dos personas. Miguel Ángel Pérez Pirela acotó que en el 2005 estaba Chávez en el poder, no estábamos bloqueados, estaba el precio del petróleo sobre los 100 dólares y había un gobierno con genuino interés socialista.

«Es tan ignorante que quiere criticar a Chávez y a Nicolás y en 2005, ya Chávez tenía 5 años mandando», agregó. Asimismo, cuestionó las aseveraciones de Trump, preguntándose por qué, si el sistema era tan malo, no lo dejaban actuar libremente para que acabara de hundirse, «¿por qué no nos desbloquean, nos regresan el oro y los dólares robados, así como se le permiten al gobierno de Duque?» El sistema malo es el colombiano, que con todas las ventajas, ha gestionado pésimamente la pandemia.

Respecto de la golpeada popularidad del inquilino de la Casa Blanca, aludió a la más reciente encuesta del Instituto Gallup difundida por la cadena CNN. En ella se evidencia que solo el 31% del pueblo aprueba la gestión de Donald Trump, mientras que el 63% la desaprueba y vaticinan que si pierde en las elecciones de noviembre, no solamente se verá afectado por la derrota, sino por ser calificado como uno de los peores presidentes de la historia de los Estados Unidos, superando incluso a James Buchanan y Andrew Johnson, hasta ahora los peor valorados. 

Y en la misma tónica de desaciertos, comunicó que quiere obligar a los niños, niñas y adolescentes volver a la escuela, aún cuando Estados Unidos es el epicentro de la pandemia, una acción que ha sido rechazada por críticos acérrimos de Trump, como el gobernador de Nueva York, Andy Cuomo –dijo que Trump estaba loco– y hasta por oportunistas como Jaime Bayly, quien hasta hace poco daba odas a Trump y ahora empieza a criticarlo, asegurando que no enviará a su hija a la escuela. 

Empero, según reseñó CNN, el desgaste de la popularidad del gobernante es de vieja data, pues ya en 2018 los votantes decían que había sido el peor presidente desde la Segunda Guerra Mundial, a lo que hoy se suma su inacción ante la pandemia y el no poder lidiar con las protestas masivas antirracistas.

En información de último minuto, el experto comunicó que durante las últimas 24 horas se habían identificado 242 nuevos casos de Covid-19 en el país y se habían contabilizado cuatro decesos (de Zulia y Táchira). «Seguimos contando los contagiados entre 200-400 por día», aunque «en los países vecinos, los fallecidos se cuentan por miles y decenas de miles». 

No obstante, si se compara la gestión del gobierno del presidente Nicolás Maduro frente a la pandemia con la gestión que de ella han hecho los gobiernos de Bolsonaro o Duque, evidentemente gana el presidente Nicolás Maduro y no es una opinión estrictamente personal, sino que se basa en los números, finalizó. 

Libro del día

Del narrador argentino Julio Cortázar, la novela «Rayuela».

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook