Lionel Messi no es famoso precisamente por expresar en público su opinión, pero esta vez no se cortó a la hora de analizar el desastroso final de temporada del Fútbol Club Barcelona tras la derrota por 2-1 en casa ante el Osasuna el jueves 16-J.

“Un equipo muy irregular, muy débil, que le ganan por intensidad, que le ganan por ganas, que nos crean muy fácil y nos hacen gol”, dijo el capitán del club azulgrana, al tiempo que pidió cambios urgentes tras perder la Liga ante el Real Madrid, afirmando que no es bueno usar como excusa el gran estado de forma de sus archirrivales.

“Messi explota”, rezaba la portada del periódico catalán Mundo Deportivo.

“La verdad es que no queríamos terminar de esta manera (…)  fuimos muy irregulares, perdimos muchos puntos donde no deberíamos haber perdido y este partido indica un poco lo que fue el año nuestro”, añadió el argentino.

Un Messi que, pese a reconocer como justo campeón de Liga al Real Madrid, aseguró que el Barcelona con su juego “le ayudó mucho” a conseguir el título liguero.

“Creo que el Madrid hizo lo suyo después del parón. No ha perdido ningún partido y tiene mucho mérito, pero nosotros también ayudamos y mucho para que esta Liga se la lleven ellos”, indicó.

En este sentido, Messi pidió “autocrítica, empezando por los propios jugadores», pero también solicitó una “autocrítica global”.

La atención del Barça se centra ahora en la Liga de Campeones, un trofeo que no ha podido ganar desde 2015, a pesar de haber sido el equipo dominante en España.

Sin embargo, pocos apuestan a que los “culés” ganen el minitorneo de Lisboa en agosto, y menos aún Messi, que ni siquiera ve claras las posibilidades de superar los octavos de final con el Napoli, con quien jugarán el partido de vuelta en el Camp Nou el 8 de agosto, tras empatar a uno en Italia.

Las palabras de Messi fueron especialmente contundentes en relación con el mando del entrenador Quique Setién, que fue nombrado en enero tras el despido de Ernesto Valverde cuando estaban en la cima de la tabla por diferencia de goles.

Setién, por su parte, no se dio exactamente un voto de confianza, al admitir que no estaba seguro de que el club mantuviera la fe en él para culminar la campaña de la Liga de Campeones.

“Espero que sí, pero no lo sé. También estoy de acuerdo con Messi, en algunas cosas. Tenemos que hacer autocrítica. Hay cosas que tenemos que mejorar y que si no lo hacemos nos va a costar”, dijo.

(EFE)

Comentarios Facebook