La Feria el Libro de Caracas ya está en nuestros hogares, vía streaming, y los libros digitales, más de tres mil en esta ocasión que se podrán descargar gratuitamente, formarán parte de las sorpresas que nos traerán hasta el próximo 28 de julio.

Ante esto, el filósofo Miguel Ángel Pérez Pirela y la escritora Laura Antillano hablan acerca del auge del libro digital pero también de la larga vida que tienen los impresos.

Pérez Pirela, homenajeado en esta onceava edición de la feria, señala que esa discusión del libro digital ya es demodé, pues con esta pandemia que se nos vino encima resulta una necesidad: “la misma realidad nos lo puso de frente y la discusión ahora va a ser si te gustan o no los libros digitales. En lo particular siento fascinación por el olor de los libros. Si sale un libro de Michael Sandel (filósofo político de la Universidad de Harvard), la única manera es leerlo es por la vía digital, pero a la mano, en mi mesita, tengo libros de Gabriel García Márquez”.

Para Antillano, el libro digital ha resultado muy útil: “Es urgente mantener la vigencia activa de estas tecnologías para que el acceso sea realmente popular y la mayoría de la población pueda utilizarle con constancia… Con frecuencia organizo talleres literarios, donde leemos libros de autores que sugiero y la mejor manera de ubicarlos es, justamente, de forma digital. Es asombroso el hecho de que ahora leen novelas desde los teléfonos con el invento del WhatsApp. Es muy práctico, pero no está al alcance de todo el mundo, que es lo que habría que lograr”.

Entonces viene la pregunta de rigor: ¿el libro impreso tiene la tendencia a desaparecer o seguirá formando parte de nuestras bibliotecas? Antillano señala que desde hace varias décadas se viene anunciando esa desaparición y no ha ocurrido, de manera que es posible que los libros “seguirán existiendo por mucho tiempo más, paralelamente a toda la virtualidad. El hecho es que el libro como tal viene de larga data, y ha sido elaborado con muy diversos materiales a través de su historia, y como todo lo que es historia es un insumo más, presencial y fundamental, para la transmisión de información importante desde muy diversas ópticas”.

Pérez Pirela también es de los que piensa que no existirá esa muerte del texto en papel; más bien, a su juicio, mientras más libros digitales haya, pues más fuerte será el libro en físico: “son dos universos diferentes; son soportes distintos. El tema de que aparezca la música digital le ha dado mayor auge al disco de vinil ¿y cuántos funerales le cantaron a los discos de vinil? Ahora es un objeto de fetiche”.

Una fiesta de la lectura con alcance internacional

Con la pandemia los eventos como la feria del libro se limitan a realizarse a través de plataformas digitales. Antillano es de las que piensa que éste es un experimento fabuloso: “seguramente ha requerido un laborioso trabajo de preparación y es una respuesta muy acertada a la necesidad de mantener ese evento que ha sido importante y se ha convertido en uno de los más esperados en Caracas desde que se está llevando a cabo. Yo les felicito al respecto, es una gran idea, y será un escenario de experimentación importante. Del que seguramente surgirán muchas nuevas ideas y recursos espontáneos y creativos, sobre todo porque no sabemos ni podemos predecir cuánto tiempo más durará el confinamiento por el covid-19”.

De hecho, Antillano le da más connotación, pues al ser vía streaming le da un carácter de evento más que nacional, dado de que desde cualquier parte del país o del mundo se puede tener conexión.

Pérez Pirela concuerda con Antillano en este sentido y no se quedó atrás en aplaudir esta edición, pues lo ve como un desafío que se colocaron las autoridades: “ya la decisión de ir a la feria con esta condiciones, de producir una plataforma digital durante cinco días es para felicitar esta rebeldía de la alcaldesa de Caracass, Erika Farías; de la presidenta de Fundarte, María Isabela Godoy; y de Miguel Herrera con Bar en Red. Los felicito porque hay que homenajearlos”.

Y el hecho de que personajes reconocidos como el sociólogo portugués Boaventura de Sousa Santos, esté en esta feria vía streaming, ya le da carácter internacional a la Feria del Libro, como recalca Pérez Pirela.

Lo que se viene

Sorpresas llegarán a las pantallas de las computadoras o celulares de los venezolanos con esta Feria del Libro.

Una de ellas es la presentación de “Pueblo” de Pérez Pirela, novela que escribió durante 10 años y que considera importante en términos literarios, tan así que cuando lo editó Monte Ávila Editores en 2010, no quedó ni un ejemplar en las librerías.

También Pérez Pirela tiene bajo la manga su novela inédita “El último romántico”, que la considera muy jocosamente como juvenil, grosera, malhablada “que manda al lector al coño de la madre y le dice ‘cierra esta mierda’”. Está inspirada en el escrito Charles Bukowski, en la novela “La virgen de los sicarios” de Fernando Vallejo, en “Memorias del subdesarrollo” y en Reinaldo Arenas con su novela “Antes que anochezca”.

Además, este viernes 24 de julio en la noche el homenajeado ofrecerá un recital de 20 poemas musicalizados por el maestro Manuel Barrios. Cada poema tiene un ritmo: blues, jazz, latin jazz y más, y contará con un audiovisual a cargo de Humana Cooperativa.

(Ciudad CCS)

 

Comentarios Facebook