Quito, capital de Ecuador, se convirtió en la ciudad de ese país con mayor cantidad de casos positivos de Covid-19, al superar a Guayaquil en más de una centena de diagnósticos, informó la agencia EFE este jueves, citando el informe diario del Ministerio de Salud de la nación andina. 
 
Específicamente, desde que se registrara el primer caso de la enfermedad, a finales de febrero, en Quito se han contabilizado 11.900 afectados y Guayaquil acumula 11.788 diagnósticos positivos.
 
Por su parte, aludiendo al mismo documento, EFE precisa que los contagios confirmados a partir de pruebas rápidas y PCR ascienden a 78.148, lo que lo ubica en la vigésima octava casilla en la lista de países con más personas que han padecido o padecen la enfermedad causada por el SARS-CoV-2, de acuerdo con las estadísticas compiladas por el portal Worldometers.
 
Siguiendo los cálculos de esta misma fuente, si esta cifra se relativiza en términos de la población del país –17 millones de habitantes, aproximadamente–, resulta que han contraído la infección 4.426 personas por cada millón de habitantes. Para comparar, en India, que ocupa la tercera posición en relación con la cantidad de casos positivos, con 1.288.130, han enfermado 933 personas por millón de habitantes. 
 
Lo anterior devela una gestión pandémica deficiente por parte del gobierno de Lenín Moreno, que no ha mostrado signos de haber aprendido la dolorosa lección que dejó el brote en la provincia de Guayas durante los meses de marzo y abril. Entonces, los hospitales y funerarias colapsaron y muchas personas debieron mantener los cadáveres de sus familiares dentro de sus casas durante días, ante la imposibilidad de que ninguna institución los retirara del sitio. 
 
En el reporte sanitario referido por la agencia de noticias española, se especifica que a la fecha, 5.439 ecuatorianos han perdido la vida por causa de la Covid-19, 1.645 en Guayas, 762 en Manabí y 653 en Pichincha, donde se encuentra Quito, aunque las autoridades han reconocido que hay subregistro en los decesos y estiman que otros 3.412 fallecimientos podrían ser atribuibles a esta enfermedad. 
 
Por otro lado, las autoridades sanitarias informaron que el número de pruebas –combinando tanto las PCR y las rápidas– asciende a 216.974, que equivalen a 12.288 pruebas por millón de habitantes. 
 
En la provincia de Pichincha, cuya capital es Quito, se contabilizan 13.159 casos (19%), pero la tendencia, al igual que en el resto del país, es creciente, en buena medida por la relajación de las medidas de confinamiento que regían desde mediados de marzo. 
 
«Desde principios de junio y tras casi cuatro meses en cuarentena, Ecuador empezó a aliviar las restricciones aplicadas para afrontar la pandemia del coronavirus y puso en marcha un mecanismo de desescalada denominado ‘semaforización epidemiológica’, para ampliar el margen de movilidad humana, laboral y productiva», explica EFE.
 
Sin embargo, el riesgo de descontrol es elevado, especialmente en la capital. Por ello, este jueves el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) del gobierno de Moreno decidió implementar nuevas restricciones a la movilidad en todas las provincias. Concretamente, se prohibieron las reuniones de más de 25 personas y en las zonas bajo toque de queda, el horario será todavía más riguroso. 
 
La ministra de Gobierno, Maria Paula Romo, especificó que «las restricciones rigen para la sierra (andina), más las provincias (costera) de Esmeraldas, (tropical) Santo Domingo de los Tsáchilas, (amazónicas) Morona Santiago y Zamora Chinchipe». 
 
El sistema de semaforización aplicado en Ecuador para gestionar el levantamiento progresivo de las medidas de aislamiento, supone tres niveles de riesgo: rojo (alto riesgo), amarillo (riesgo medio) y verde (riesgo bajo). 
 
EFE reporta que, pese al incremento en los casos de Covid-19, Quito está en amarillo desde el pasado 03 de junio, aunque indican que «las autoridades han debido redoblar los controles con la intervención de policías y militares para evitar las aglomeraciones y las fiestas clandestinas, que se han realizado por decenas». 
 
En paralelo con las restricciones nacionales, las autoridades municipales anunciaron que intensificarán los operativos en aquellas parroquias con mayor cantidad de casos de Covid-19, al tiempo que informaron que tanto comerciantes como ciudadanos habían sido sancionados «por infringir el toque de queda e incumplir las normas sanitarias».
 
Por su lado, la prefecta (gobernadora) de Pichincha, Paola Pabón, reconoció a través de su cuenta en Twitter que «el sistema de salud está saturado y siguen creciendo los casos de forma alarmante» y por ello «urgen medidas para cuidar la vida», lo que pinta un panorama poco alentador para Quito, al menos en el corto plazo. 
 
(LaIguana.TV/con información de EFE)
Comentarios Facebook