La senadora colombiana del partido uribista, María Fernanda Cabal, pidió hace poco al Ministerio de Defensa que no avance en la investigación contra los siete militares acusados de violar a una niña indígena, pues podría ser un “falso positivo”.   

Cabe recordar, que en junio la menor de la tribu embera chamí fue secuestrada y ultrajada durante seis días seguidos por los soldados colombianos, en el departamento de Risaralda, logró huir y fue cuando apareció vejada y desnutrida. Este se suma a otros casos similares impune en esta nación.

Previo a esta petición un tanto cómplice de la senadora Cabal, ella hace poco rechazó una delegación de médicos cubanos que llegaron a Medellín, en medio de la pandemia por el Covid-19, para cubrir la falta de especialistas en las unidades de cuidados intensivos.  

La política de manera ofensiva pateó a los médicos que llegaron con humildad y mística desde La Habana, tras petición del alcalde Daniel Quintero Calle, quien solicitó el apoyo de Cuba. “No llegan al nivel de un estudiante colombiano de 5 semestre de medicina”, citó la uribista.

Colombia no debe tener ninguna relación con Cuba y la dictadura de los Castro; acostumbrada a instrumentalizarlo todo, incluyendo a sus médicos, para exportar comunismo y avanzar en su agenda en la región”, publicó en Twitter la funcionaria.

“El alcalde de la capital de Antioquia envió el pasado 15 de julio una carta al embajador de Cuba en Colombia, José Luis Ponce, para solicitarle una brigada médica para atender 600 camas de cuidados intensivos, pues la ciudad sólo cuenta con 118 especialistas”, compartió La Tabla.

(LaIguana.TV) 

Comentarios Facebook