El Distrito Capital es la región con el índice de contagios de covid-19 más alto del país con 1.746 casos hasta el momento. Por ello, en el nuevo esquema 7+7 continúa en cuarentena radical; sin embargo, los comerciantes de sectores no autorizados en el centro del área metropolitana, realizan ventas clandestinas.

 
Así lo informó la periodista Mirelvis Gutiérrez en su segmento «En la pista» para LaIguana.TV. En su recorrido por el centro de Caracas, se observó que además de los comercios autorizados, otros locales abren sus puertas al margen de la ley.
 
Los comercios de comida, autorizados para laborar en este esquema de cuarentena radical, lo hacen respetando las medidas de bioseguridad, aplican gel en las manos, toman la temperatura, exigen el uso de tapabocas y garantizan el distanciamiento social entre los clientes. Por otro lado, los vendedores y empleados de negocios como zapaterías, piñaterías y ventas de ropa ofrecen su mercancía, pero cuando pasa la policía o el perifoneo, se esconden.
 
En el reportaje, Gutiérrez explica que algunos comerciantes son más arriesgados y colocan su mercancía en la puerta de los establecimientos y venden sin ningún problema.
 
La recomendación para clientes en general es que al entrar a locales autorizados, sean los mismos garantes de su propia seguridad y hagan la contraloría social de las medidas de bioseguridad.
 
(LaIguana.TV)
Comentarios Facebook