El futbolista venezolano Adalberto Peñaranda se convirtió en tendencia en las redes sociales luego de que hiciera público en Instagram una serie de historias en las que aparece en una fiesta íntima con varios amigos y un grupo de mujeres en ropa interior.

Según reseñan usuarios en Twitter, dichas publicaciones habían sido compartidas en la lista de «sus mejores amigos».

Ante este escándalo, las críticas hacia el criollo no se hicieron esperar, tomando en cuenta que se trata de una fiesta en medio de la pandemia del Covid-19.

«El caso Peñaranda solo demuestra que el talento no basta, incluso cuando te sobra. El fútbol no solo se juega con los pies, la cabeza es lo más importante. Llegar sin sostenerte de nada vale. Ejemplos sobran en Venezuela», escribió @vitomartinez_.

Por su parte, la usuaria @ArianaAnais agregó: «Y si, lo que haga Peñaranda en su vida privada es su problema; pero eso deja en evidencia lo desordenada que está su vida. Quien sabe cómo vive un atleta de alto rendimiento, entiende que Peñaranda no es el mejor ejemplo de uno».

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook