El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, afirmó este jueves durante una retransmisión por redes sociales que se realizó un análisis de sangre tras sentirse «un poco débil», unos días después de confirmar que se recuperó del coronavirus, informa el portal G1.

Según el mandatario, las pruebas detectaron «una pequeña infección» y por eso empezó a tomar antibióticos. «Después de 20 días en la casa tenemos otros problemas. Tengo moho ahí, moho en el pulmón, tal vez», agregó.

El 7 de julio, Bolsonaro anunció que había contraído el coronavirus y permaneció casi tres semanas en su residencia oficial. El 23 de julio, todavía con la enfermedad, el mandatario dio un paseo en motocicleta y sin tapabocas por las inmediaciones del Palacio de la Alvorada, su residencia oficial en Brasilia. Dos días después, el 25 de julio, se comunicó su recuperación.

Michelle Bolsonaro, esposa del presidente brasileño, también dio positivo en la prueba del covid-19, según informó este 30 de julio el Palacio de Planalto. En un comunicado, Presidencia informa que el estado de salud de Michelle es bueno y que seguirá «todos los protocolos establecidos» para tratar la enfermedad. «La primera dama es atendida por el equipo médico de la Presidencia de la República», añade la nota.

(RT)

Comentarios Facebook